facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Quieren replicar en Morelia el programa de educación integral de los niños triquis

Escrita el 13, Abril del 2016

El entrenador de los niños triquis, Sergio Ramírez Zúñiga, manifestó la intención de que se pueda replicar en Morelia el programa de educación integral que se aplica con los basquetbolistas indígenas de Oaxaca. En entrevista, el entrenador externó que quisieron traer un mensaje de las montañas a la ciudad de Morelia y a las comunidades indígenas de Michoacán para contribuir en la labor de hacer conciencia para que en México haya verdaderos cambios, para lo que se necesita empezar a trabajar con la niñez, lo cual es lo que trata de hacer el proyecto de los niños triquis. “Nosotros, por medio del deporte, queremos motivar al niño para que estudie, ya que estos niños, para poder entrenar tienen que mantener un promedio de 8.5 en la escuela, leer un libro cada quince días, hablar su lengua y eso es importante porque los niños que tengo no sólo hablan triqui o inglés, sino que están aprendiendo purépecha y es una forma de integrar y generar una identidad de la niñez con el país”. Sergio Ramírez explicó que aunque fueron tres años de trabajo muy intenso, el proyecto en Oaxaca ya engloba a dos mil 600 niños de 38 comunidades indígenas de las zonas mixteza, zapoteca, la costa y los niños triquis de entre seis y catorce años de edad, quienes han aprendido a trabajar en equipo, el respeto al compañero, la importancia del estudio y a mantenerse alejados de vicios y pensamientos negativos. “Ya se ha podido replicar en Monterrey, Torreón, el Estado de México, la Ciudad de México, y estamos peleando por que también sea Morelia. Las cosas van bien, creo que no hay mejor ejemplo que los niños; no es venir con discursos, es ver con hechos lo que se ha hecho y el niño lo ve y dice ‘no queremos imitar a nadie, queremos ser nosotros mismos’”. Por último, Sergio Ramírez destacó que cuando él inició con el proyecto, en la comunidad triqui había mucha violencia y parecía muy complicado que las cosas pudieran cambiar, pero por medio del basquetbol y la creciente participación de los niños poco a poco se han ido logrando mejorías importantes, como tener algo de paz, por lo que dijo que es sólo cuestión de ganas y determinación, así como del compromiso de las autoridades, para que este mismo proyecto se aplique en Morelia para beneficio de los niños y de la sociedad en general. “Lo que se necesita es involucrar a padres de familia, maestros y autoridades; trabajar a la par y ver que no es estirar la mano, sino trabajar todos juntos para que las cosas se den como se dieron en las montañas, que fue difícil, me tardé tres años, pero con perseverancia y voluntad se logran las cosas”, concluyó.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Cambio de Michoacan

http://www.masclaro.mx/