facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


AMLO vs Nuño Y el sistema de educación superior

Escrita el 27, Abril del 2016

Voy a ser claro y no me voy a andar con rodeos: ¿Hay una guerra entre Aurelio Nuño y Andrés Manuel López Obrador? ¿Se está tomando como arena, como coliseo, al Sistema de Educación Superior?

Uno de los sectores que no ha tocado la Reforma Educativa, es precisamente el del Sistema de Educación Superior. El Sistema de Educación Básica es algo así como una letrina desde hace mucho tiempo y la aplicación de la reforma ha tenido efectos favorables, y luego como que se estanca, y luego como que quiere volver a jalar, el asunto es que si se está atendiendo la problemática. La educación superior en México no ha sido tomada en cuenta como se debiera y atraviesa por el mismo momento que la educación básica.

El sistema de educación media y educación superior es el lado ciego del actual régimen en el tema de educación pública. Prueba de ello lo que le está ocurriendo al secretario de educación Aurelio Nuño con el IPN. El secretario aplicó una decisión que supuestamente viene de Enrique Peña, para que las decisiones sobre el instituto dependieran directamente de la oficina del titular de la SEP y no de la sub secretaría de educación superior, resultado, se re convulsionó el IPN y su estado se agravara.

Es raro que las decisiones sobre el IPN recaigan directamente en el titular de la SEP, eso ni siquiera le ocurre a la UNAM, que es la Máxima Casa de Estudios, en mucho por su autonomía, si quiere usted bien entendida o mal entendida, y pos obvio eso hace reaccionar a la comunidad politécnica que hoy reclama su autonomía.

Hay mucho ruido en el ambiente. Desde el último movimiento (totalmente legítimo) de los estudiantes del IPN, se trató de señalar o de hacer ilegítimo dicho movimiento apelando a que Andrés Manuel López Obrador era el autor intelectual de la protesta estudiantil, la idea se fue degastando y los politécnicos de manera responsable se hicieron imponer de manera racional, ordenada y con propuestas serias.

Lo que nos evidenció el movimiento de los estudiantes y algunos profesores del IPN es precisamente el estado que guarda el sistema de educación superior en México. Corrupción, violación de derechos humanos y estudiantiles, plagios académicos, ambientes autoritarios y demás temas que se pueden tachar de grilla, pero también nos evidenció lo importante, que los chavos reclamaban una real y mejor educación, pedían estudiar más, entre otras muchas cosas.

Esto mismo que denunciaron los estudiantes del politécnico pasa (aunque lo nieguen) en la UNAM, la UAM, la UACM, tecnológicos y universidades estatales y demás en el sistema de educación superior. Sume a todos esos problemas, poco o mucho financiamiento que no es transparente y una muy cuestionable eficiencia terminal.

Un coctel altamente explosivo, mucho más que una simple bomba molotov.

No me lo va usted a creer pero de esos cuantos problemas que apenas mencioné, se desglosan cientos de temas educativos, en un sector que es imprescindible para nuestro país. No son los tiempos en los que gobernaba el PAN, en donde al régimen no le importaba ese sector y la grilla universitaria, el sector universitario, el sistema de educación superior, es indispensable para la grilla nacional, y la historia de México no me dejará mentir.

Así las cosas en el sistema de educación superior en México y en el ámbito de la política nacional, que necesariamente enrarece al sector y quedan volando muchas preguntas en el aire.

¿Para qué tomar una decisión que anticipaba una re convulsión de un problema “solucionado”? Una decisión que parece una provocación, o ¿es la respuesta a una provocación o una acción concreta detectada?

Si existe una pelea entre Aurelio Nuño y Andrés Manuel López Obrador, el Peje no se anda con rodeos, conociendo su manera de operar, entonces no hablamos de un paro en el IPN solamente, por las condiciones que guarda el sistema de educación superior, López Obrador contestaría con un paro (parcial o total) inter universidades públicas, en el que se sumaran profesores. O sea, un verdadero estate quieto.

Cuando Andrés Manuel ataca, no lo hace con miras hacia un solo objetivo, aprovecharía el momento en un sector desprotegido para golpear a Peña Nieto y Miguel Ángel Mancera (en el entendido que la UACM se sumara a la estrategia), que tienen graves problemas con la percepción de su imagen, sumado a que los dos están muy ocupados, el primero por consolidar sus reformas estructurales y el segundo por consolidar la constitución de la CD MX. Sería jugada de tres bandas. No descarte en ese escenario que una de las banderas sea precisamente el pedir la renuncia de Enrique Peña Nieto.

De darse ese escenario, se comprobaría que hay mano negra y que se esté en medio de una batalla política, que insisto pone muy entre dicho las capacidades de Aurelio Nuño, porque no obstante que no es agraciado por las encuestas no deja ni dejará la oportunidad de ser presidente en el 2018, porque es el consentido del innombrable y también de Enrique Peña. Y todo por una decisión inexplicable que puede provocar que deje de ser el Golden Boy y pasaría a convertirse en dolor de cabeza.

El tiempo nos dirá si todo lo que ocurre en el IPN y en las universidades públicas del país es producto de la batalla entre pre-pre-candidatos o si es producto del “despeñadero” de la educación superior que no está siendo atendida y es un verdadero polvorín, solo le hace falta una chispa y parece que esa ya se dio.

Lo cierto es eso, está tan mal el sistema de educación superior que no debemos de perderle la vista para que podamos entre todos concretar las mejores soluciones para bien de TOD@S, para bien de México.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original SDP noticias

http://www.masclaro.mx/