facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Esparza Ortiz: masificar educación pública sacrificaría la calidad

Escrita el 19, Mayo del 2016

Masificar la educación aceptando a la mayoría de estudiantes significaría un retraso, afirmó el rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) ,Alfonso Esparza Ortiz, quien agregó que está comprobado que aceptar a una gran mayoría de los estudiantes que buscan acceder a una de las instituciones públicas de educación superior significa hacer un sacrificio de la calidad.

Incluso, agregó que si se recibieran a los más de 50 mil jóvenes que cada año buscan ingresar a la UAP, particularmente los 25 que buscan tres carreras en específico,sería una “irresponsabilidad”ya que al finalizar su preparación, serían miles de jóvenes sin sentido ni trabajo, desarrollo e integración.

Esparza Ortiz, uno de los tres autores del libro

Lo anterior, es uno de los planteamientos que aparecen en la investigación sobre la educación en México que realizó el rector Alfonso Esparza Ortiz, uno de los tres investigadores que participaron enel libro “La Educación en China, México y Estados Unidos de América. Naciones disímbolas unidas por el desarrollo humano”.

Dicho volumen aborda la historia, los paralelismos y las comparaciones de la educación en estos tres países a través del estudio de Alfonso Esparza Ortiz, de la UAP;Dahlia Zhang Peng, de la Universidad de Tianjin, y Juan de Dios Pineda Guadarrama, de la Universidad de Nuevo México.

Durante la presentación de este material bilingüe –en español y mandarín, aunque ya se prepara la versión en inglés-, Alfonso Esparza Ortiz, rector de la UAP señaló que su ensayo abarca seis periodos históricos. El primero refiere al periodo prehispánico y con él se puede comprobar “que no hay nada nuevo” (sic) en materia educativa, ya que hay esquemas que aparecieron en Mesoamérica y que se han reproducido a lo largo de los siglos.

En el segundo, Esparza Ortiz aborda el periodo colonial en el que prevaleció un nuevo modelo educativo centrado en desaparecer el conocimiento indígena, sobreponiendo lo religioso. “No hubo una política educativa de España sino que se dejó en manos de las órdenes religiosas… en 300 años de dominio español se dieron los males causantes del retraso que existió en el sistema educativo nacional porque no existió una autoridad”.

El tercer momento de la investigación, dijo su autor,pone su mirada en los Jesuitas y su legado, así como las ideas innovadoras gestadas en el siglo XIX, los nuevos métodos y planes de enseñanza y la amplia injerencia que tenían los ayuntamientos en estos temas. Asimismo, la importancia –hacia 1824- de la instrucción a los jóvenes, los libros de texto de Melchor Ocampo y el examen general de conocimientos que se volvió obligatorio.

El cuarto momento es el Porfiriato; en él, Alfonso Esparza identifica el papel destacado de las mujeres, la educación integra, la Escuela objetiva de Enrique Rebsamen, la propagación de la ciencia y la independencia de la universidad, gracias a Justo Sierra, carácter que perdería con el arribo a la presidencia de Venustiano Carranza. En el quinto apartado histórico, en cambio, el investigador refiere a la construcción del sistema educativo gracias a José Vasconcelos, la consolidación de su infraestructura, la creciente demanda y la creación de colegios e instituciones.

En el sexto periodo, el rector de la UAP plantea los retos de la educación pública; entre ellos, el retraso que significa masificar la educación y los cuatro puntos que son necesarios abordar a futuro: la formación de capital, la innovación, la internacionalización y el aseguramiento de calidad.

Mientras queen el estudio sobre la educación en China, realizado por Dahlia Zhang Peng, de la Universidad de Tianjin, y presentado ayer por Carlos Romero, se plantea que este renglón ha sufrido “turbulencias” pues ha ido de la educación pública a la privada, sistema que tuvo prevalencia antes del Comunismo. Ello, porque la educación de la República Popular de China, a través de su Ministerio de educación que reformó la educación dada en las dinastías, entre los años 1911 y 1912, se convirtió enuna “revolución cultural”, misma que desde hace más de 20 años, con una nación industrializada, se ha convertido en una “tragedia”pues se ha dejado de privilegiar la investigación y se ha enfocado a la formación de técnicos para las industrias, algo que amenaza la concepción social y humanista del país.

La educación en Estados Unidos, explicó en su turno Juan de Dios Pineda Guadarrama, de la Universidad de Nuevo México, inicia con la fundación del país y los 12 años de educación dados por el gobierno, algo que cambió con la Revolución Industrial donde se vio a los jóvenes como “piezas de fábrica” a las que era necesario formar, haciendo “trabajadores educados”, concepto que tuvo otra vuelta tras la segunda Guerra Mundial, en donde se comenzó a ver a la educación superior pública como un derecho. “Hoy en día es un debate popular queal salir de la universidad, cada estudiante tiene una deuda de 35 mil dólares… La población dice que si la educación es libre 12 años, la licenciatura también debería de serlo. Este es un debate que veremos en los próximos 10 años”.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original La Jornada

http://www.masclaro.mx/