facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


La reforma educativa elimina una vieja estructura de privilegios: Gilberto Guevara

Escrita el 05, Agosto del 2016

Presenta su libro Poder para el maestro, poder para la escuela, un minucioso ensayo sobre los elementos que conforman el sistema educativo

Si la reforma educativa se viene abajo, como demanda la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, “vamos a caminar para atrás como cangrejos”, por eso todos debemos defenderla: padres de familia, organizaciones civiles, la sociedad en su conjunto y no sólo quejarnos como algunas organizaciones empresariales, dice Gilberto Guevara Niebla.

En entrevista sobre su reciente libro Poder para el maestro, poder para la escuela (Cal y Arena), el ex líder del movimiento estudiantil de 1968 y actual consejero de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) señala que con esta reforma se está desmontando  esa vieja estructura perversa de privilegios. “Por eso, de un lado, tenemos la respuesta de la CNTE, que no quiere perder sus prebendas”.

Gilberto Guevara en su libro hace un minucioso ensayo sobre los elementos que conforman el sistema educativo nacional, desde los profesores, los alumnos, el nivel de aprendizaje de los educandos y sus capacidades en distintas materias, la infraestructura, los acuerdos para venta de plaza, entrega de recursos, los privilegios de líderes..., y después propone soluciones. En el último apartado presenta la Ley General del Servicio Profesional Docente.

OBJETIVO. Para Gilberto Guevara está muy claro: el objetivo de la reforma educativa va a devolver el valor a la enseñanza. Lo que ocurrió con la educación los últimos 70 años fue que se generó una relación perversa entre el Estado y el SNTE, de  tal manera que el primero hizo concesiones desmesuradas en dinero, plazas, direcciones de escuelas….

Entonces, señala, el sindicato comenzó a colonizar, como dice Carlos Ornelas, la esfera directiva del Sistema Educativo Nacional hasta llegar  al punto extremo del 2008, cuando se firma la Alianza por la Calidad de la Educación, y el sindicato participa directamente en la dirección nacional. “El 50% de la comisión mixta nacional estaba formada por miembros del sindicato”.

Por esto, con la reforma se busca desterrar, como lo dijeron el gobierno y las tres fuerzas políticas de México, el PAN, PRD y PRI, los antiguos poderes que se generaron en el país durante esas siete décadas, además de que el Estado recupere la rectoría de la educación, añade Gilberto Guevara.

Lo primero que hace la reforma educativa, explica,  fue quitarle, con el sistema de normas que establece la ley, el control básico que el sindicato tenía sobre plazas, puestos directivos, dirección de escuelas, etcétera.

Cuando se elimina ese poder, agrega, se crea un sistema impersonal, técnico, y entonces los procesos y nombramientos se dan sin intervención de líderes sindicales o burócratas. “Una vez que se creó este sistema, se afectaron intereses poderosos, que es lo que estamos viendo en la calle con las protestas de la CNTE, cuyo  movimiento es reactivo en defensa de privilegios”.

Lo que estamos observando en el movimiento de la coordinadora son los últimos rescoldos de este sistema corporativo con el cual el gobierno otorgaba muchas prebendas.

Pero el ex líder estudiantil de 1968 alertó que “si se viene  abajo la reforma educativa, como quiere la CNTE, vamos  a caminar para atrás como los cangrejos. Esto no debe pasar, por lo que debemos ponernos muy firmes, defender la reforma los ciudadanos, los padres de familia, las organizaciones civiles, los empresarios, aunque estos últimos sólo hablan para quejarse, pero no defienden la reforma”. 

PUNTOS. Gilberto Guevara explica que es lo que tiene como objetivo  la reforma educativa y esencialmente son dos directrices: la primera en dos caminos, que el estado recupere la rectoría de la educación y quiere apostarle al profesor como factor importante en la mejora del  sistema educativo, esto quiere decir que se establezcan las condiciones para que los maestros se desarrollen; en tanto, las evaluaciones no son punitivas ni fueron creadas para castigar, sino son para formar a los profesores y mejorar su desempeño profesional.

Y segunda, busca dar poder a la escuela, ponerla en el centro, se va a crear un sistema de asistencia técnica  para apoyarla y se le van a otorgar recursos económicos. “Hace 10 años,  si visitabas una escuela, en la dirección había un secretario, que no tenía escritorio  y se le preguntaba por qué no lo tenía, y contestaba, `es que no hay dinero´”.

En este punto, explica, es muy importante que ahora para ser director de una escuela no se va a llegar por la decisión arbitraria de un líder, sino por evaluación. “También se capacita a los supervisores  para que su intervención en las escuelas, sean pedagógica y ayuden en el mejoramiento de la educación. Antes, su función era administrativa”.

VALOR DE LA EDUCACIÓN. La educación en México, según dice el artículo 3, explica Gilberto Guevara, entre otras cosas, define que hay que desarrollar todas las facultades armoniosamente del ser humano, “eso es algo muy poderoso”.

Entonces, añade, la enseñanza pretende hacer a los mexicanos más fuertes con una autoestima más elevada, con pensamiento autónomo y crítico, al mismo tiempo más solidarios, no encerrados en sí mismos, sino capaces de sentir el dolor o los problemas de los demás.

“Tener un compromiso con los intereses de la nación, comprometerse a respetar la ley y, sobre todo, con un sentido bien formado de la justicia y tolerancia, respeto a la libertad  de los demás, en suma, ciudadanos que defiendan el orden público y que sean amantes de  la paz. Ningún progreso se puede dar sin orden”, añade.

Porque, indica, no podemos pensar que el país va a progresar si se desliza a un desorden mayor. “Lo que necesitamos es desarrollar más es el orden civilizatorio, una convivencia inteligente, pero no tener un orden guiado por emociones y reacciones epiteliales,  viscerales y espontáneas”.

La síntesis de las reflexiones de Gilberto Guevara es una: “La educación es el factor más importante para la nación, porque ahí está la base para la construcción del futuro del país”.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Cronica

http://www.masclaro.mx/