facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


El México más pobre cierra sus aulas

Escrita el 24, Agosto del 2016

Los bandos son claros: por un lado el poder político y las fuerzas de seguridad y por otro los sindicatos de profesores. Hay palos, detenidos, tomas de refinerías, quema de coches, muertos y miles de niños y trabajadores afectados por un conflicto que dura semanas, o años según quiera verse, y pone en juego el futuro del país. La pelea, aunque parezca una broma de mal gusto, es por la educación.

"El futuro de las niñas y los niños de México no es negociable", manifestaba este pasado lunes el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en la ceremonia de inauguración del nuevo curso escolar. "Primero educación y después diálogo", dijo después asegurando que no habrá más negociaciones "sino se garantiza antes que los alumnos reciban clases en aulas que están cerradas".

Las aulas cerradas a las que se refiere el presidente son más del 50% según la secretaria de Educación en los estados de Oaxaca y Chiapas, los dos más pobres del país. En esos mismos estados, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), sostiene que el paro fue del 90%. Tampoco las cifras coinciden en otros estados, como Guerrero y Michoacán, de ese sur más indígena y pobre del país que lleva soportando huelgas y golpes semanas. "Hay miles de escuelas de la capital y sur del país cerradas para que se derogue la reforma educativa. El Gobierno nos da largas para desgastar el movimiento", explica a El Mundo Francisco Bravo, dirigente de la CNTE.

El fruto de toda esta inverosímil discordia es la puesta en marcha de la Reforma de la Educación y, en concreto, el punto que obliga a los maestros a pasar controles de evaluación. "No nos oponemos a la evaluación ni a que se mejore la pésima educación del país, pero con otros fines. Nosotros queremos una educación con valores, humanistas y no de mercado", afirma el líder sindical.

"Es una falacia que lo que está en juego es la privatización de la educación. Siempre se han opuesto a las reformas porque hay mucho dinero en juego y mucha corrupción. Antes el malo era el Banco Mundial y ahora la OCDE", explica a este periódico Marco Fernández, profesor del TEC de Monterrey e investigador de México Evalúa.

La OCDE emitió en 2015 un demoledor informe, el enésimo, que colocaba a México en esta materia a la cola de los 34 países miembros y en el que se especificaba que el 81% del presupuesto educativo, el más bajo de todos los estados, se destina en Primaria y Secundaria al pago de los profesores (la media de la OCDE es del 62%)

Otros informes han detallado el terrible panorama de corruptelas que se vive en las escuelas, con salarios de profesores inexistentes, desvíos de cientos de millones de pesos en las partidas educativas que controlan los sindicatos y plazas de maestros que se heredan o venden. "Es cierto que eso ocurre, pero lo hacen las cúpulas de la SNTE (sindicato mayoritario de la educación del que la CNTE se ha desligado). Ellos venden plazas y tiene altos niveles de corrupción", acusa Francisco Bravo. "Nos separamos de ellos por estos problemas", especifica.

Múltiples investigaciones, por contra, han acusado reiteradamente a la CNTE también de estar envuelta en graves casos de enriquecimiento de sus líderes y afiliados. De hecho, sus dos principales líderes, Rubén Núñez y Francisco Villalobos, fueron encarcelados en junio acusados de "lavado de dinero por valor de 24 millones de pesos y venta de libros de texto robados". Recientemente ambos han sido puestos en libertad bajo fianza a la espera de que se realice el juicio.

"Hay un cáncer de corrupción", resume Fernández que ejemplifica: "Las autoevaluaciones se suspendieron por corrupción y las valoraciones de los directores a sus maestros arrojaban una nota media de capacitación de los docentes de 99,9 sobre 100. No valían para nada, o había mordidas o había miedo".

En medio de este conflicto, que paraliza entre otros lugares la capital del país por las huelgas o acampadas de maestros que forman parte ya del paisaje urbano, se hicieron las primeras evaluaciones que preveía la reforma. La mayoría de los exámenes, unos 200.000 de un colectivo de cerca de un millón de maestros, se han realizado en centros urbanos y los estados no beligerantes. "Los resultados en todo caso son opacos", denuncia Fernández.

El titular de Educación Aurelio Nuño, dijo que en febrero de 2016 que de los 150.000 docentes examinados, el 51% o suspendió u obtuvo un aprobado raspado"- ¿Qué pasa con esos maestros? Tiene tres años consecutivos para presentarse a una nueva prueba recibiendo cursos de capacitación. Si nunca lo aprueba se le da una plaza administrativa", dicen en México Evalúa.

"Eso es sólo para los profesores que tienen plaza, pero hay miles de maestros que son interinos y pueden ser despedidos. Además, la ley dice que ese apartado puede modificarse en cualquier momento y no nos fiamos", señala Bravo.

En este panorama se ha llegado a una situación sin salida en la que dos hechos, pese a las amenazas del presidente, parecen haber debilitado su posición y abierto mesas de negociaciones a puerta cerrada en las que sorprendentemente por parte del Gobierno acude el secretario de Gobernación, Osorio Chong, garante de la seguridad, y no el secretario de Educación, Aurelio Nuño, supuesto garante de que funcionen las escuelas. "Hay tantos frentes que el Gobierno no puede. La administración, la corrupción, violencia, las pérdidas en las últimas elecciones de gubernaturas... Chong y Nuño quieren ser candidatos del PRI, hay presiones internas para dejar de perder votos y rebajar tensión ", asegura Fernández.

Lo cierto es que ha habido numerosos pasos atrás que desmienten la rotundidad del lunes de Peña Nieto. "Los sindicatos presumen de haber cobrado las nóminas que el Gobierno dijo que no pagaría a los huelguistas y de que los despedidos han sido readmitidos", recuerda el investigador de México Evalúa.

"Los paros se mantendrán mientras no haya marcha atrás del Gobierno. Estamos dispuestos a ir a la mesa en cuanto nos llamen. Que no haya clase es responsabilidad del Gobierno", explica Bravo. ¿Pero las víctimas no son los alumnos? "Tenemos planes para cuando se reinicien las clases recuperar el tiempo perdido", asegura el líder sindical.

El problema es que el conflicto se ha desbordado y afecta ya a múltiples sectores sociales y económicos. La situación es tan alarmante en Chiapas y Oaxaca, cuna de la CNTE, que muchos negocios han tenido que cerrar ante los cortes de carreteras constantes que impiden la llegada de suministros, los actos de vandalismo y la desastrosa imagen para un turismo herido de muerte. "Nos reservamos las medidas a tomar para la reapertura de carreteras y preservar el patrimonio de nuestras familias" amenazaron en julio los comerciantes de la Central de Abasto a los maestros. "Es indignante, tienen como rehén a toda una ciudad" se quejan los comerciantes de Oaxaca.

"Las perdidas son de 400 millones de dólares y afectan a un 97% de las pequeñas y medianas empresas de los estados de Oaxaca y Chiapas", cifraba a finales de julio la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio y Turismo. Desde entonces todo ha empeorado. "Estamos a un 10% de ocupación", explican en agosto los hoteleros de la zona turística de Huatulco.

En toda esta batalla, el 19 de junio pasado supuso una fecha clave. Entonces, en Nochixtlán, fuerzas de seguridad y profesores se enfrentaron con enorme violencia dejando un saldo de 8 muertos y más de 100 heridos. No se ha esclarecido aún quién comenzó la fuerte agresión, las dos partes acusan al otro, pero la imagen de profesores y policías enfrentándose a tiros es clarificadora del vergonzoso punto al que se ha llegado.

¿Tiene credibilidad por tanto las palabras del presidente de que no se negociará el futuro de los niños y niñas? A estas alturas probablemente no, ni la de los sindicatos, ni la de ninguno de los actores de esta batalla que afecta con dureza a los lugares más pobres de México. "Es condenar a esos territorios y a esos niños a un círculo de pobreza. Sin una educación de calidad este país no saldrá nunca adelante", concluye Marco Fernández.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Mundo Es

http://www.masclaro.mx/