facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


La CNTE es un asunto marginal: Otto Granados, de la SEP

Escrita el 12, Septiembre del 2016

Por supuesto que no. La reforma educativa va a continuar, por lo menos desde el Ejecutivo no está prevista ninguna modificación a esa arquitectura constitucional. Así responde Otto Granados Roldán, subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), a la pregunta de si vamos o no hacia una reforma de la reforma en la materia.

Entrevistado en sus oficinas ubicadas en el edificio central de la dependencia, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el funcionario dice que lo importante en estos momentos es ir saliéndose de la narrativa impulsada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (movilizados en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán desde el 15 de mayo pasado), porque eso impide ver lo que hay en las demás entidades del país donde la implementación de la reforma educativa avanza.

Señala que los maestros disidentes representan 5% del magisterio nacional y “objetivamente hablando” tienen una alta visibilidad mediática, pero desde la perspectiva de la política pública que representa la reforma educativa “al final del día son eventos marginales”.

—En estos momentos donde ocurren movilizaciones de la CNTE y negociaciones con el gobierno federal, ¿qué podemos esperar?, ¿va a haber una reforma de la reforma educativa?

—El tema con la Coordinadora, muy específicamente con los estados de Oaxaca y Chiapas, al final del día, visto en una perspectiva integral, es un tema marginal.

Es más, tiene más relevancia mediática que real y, por lo tanto, yo creo que el mejor análisis lo podemos empezar a hacer de una manera inversa.

La reforma educativa se planteó, como tú sabes, a partir de una reforma al artículo tercero constitucional que introdujo, entre otras cosas, los temas de calidad educativa, la necesidad de organizar un verdadero servicio profesional docente mediante distintos procesos de evaluación. De aquí deriva un poco la arquitectura, llamémosle normativa.

La reforma pretende lograr tres cosas: mejores escuelas, mejores maestros y mejores alumnos; en ese sentido se desarrolla una serie de políticas públicas.

La primera de ellas tiene que ver con la construcción de un nuevo modelo educativo, acompañado de una propuesta de carácter curricular. Sin duda, una política pública de la mayor relevancia porque ahí está justamente lo que serán en los próximos años los planes y programas, los nuevos libros de texto, los nuevos materiales educativos, los nuevos recursos didácticos; ahí está el corazón de lo que se le va a enseñar a los niños.

Una segunda política pública son los distintos procesos de evaluación. Nunca habían ocurrido en una perspectiva tan profesional, tan organizada como la que tenemos ahora.

La evaluación tiene dos componentes, el primero es que tiene finalidades de diagnóstico. El otro es que nos permite ir construyendo gradualmente un sistema verdaderamente profesional, un sistema en donde quien ingrese a la carrera lo haga por concurso; un sistema en el cual quien aspire a tener incentivos lo logre por su desempeño académico y su desempeño en el aula y escolar.

El tercer componente tiene que ver con la política que el secretario Nuño ha denominado “la escuela al centro”. Que todos los instrumentos de este sistema confluyan en la escuela, que haya escuelas de organización completa, de tiempo completo, que tengan sus libros de texto gratuito completos y a tiempo...

Una cuarta política importante tiene que ver con la modernización de las escuelas, es decir, con el arreglo físico, el arreglo de la infraestructura física.

En ese sentido, se introdujo una política pública de la mayor importancia, que es el programa de Escuelas al 100, que va a financiar con 50,000 millones de pesos, entre 2015-2018, la remodelación de cerca de 33,000 escuelas, de las cuales, la mayor parte, o sea, 31,000 aproximadamente, son escuelas de educación básica.

Por último, la política pública de inclusión y equidad, es decir, tenemos que hacer que estas cuatro políticas confluyan de manera tal que generen mayores niveles de inclusión y de equidad.

—Esos son los objetivos pero...

—Lo que quiero decir con esto es que lo importante de la reforma educativa es eso; los líos estos que la Coordinadora y todo eso, la verdad, objetivamente hablando, tienen alta visibilidad mediática, pero desde el punto de vista de una gran política pública que es la reforma educativa, al final del día son eventos marginales.

—¿Qué porcentaje representan de los maestros de la CNTE?

—El total de maestros que hay en educación básica, en media superior, son alrededor de un millón 600,000 entre maestros y trabajadores de apoyo. Los miembros de la Coordinadora en los cuatro estados, actualmente andan en el orden de 75,000 o 77,000.

—Estados como Puebla y Aguascalientes pareciera que están dando buenos resultados. ¿Qué tanto tiene que ver en eso la implementación de la reforma?

—Lo voy a poner de la siguiente forma: Toda la evidencia internacional demuestra que el éxito de un estudiante deriva de dos componentes, el primero por supuesto que la escuela o la calidad de la educación que se le dé y el segundo, el entorno, o sea, los factores extraescolares.

Lo primero supone más o menos 40%, el resto supone 60 por ciento. ¿A qué me refiero con factores extraescolares? Pues que el estado, usted mencionó algunos ejemplos como Aguascalientes, funciona. Todo esto no depende de la escuela; esto depende de políticas públicas eficaces, de buenos niveles de crecimiento económico, de buenas decisiones de política pública. Entonces el horizonte profesional de los alumnos de Oaxaca y Chiapas no es nada halagüeño.

Oaxaca y Chiapas son estados en donde sus estudiantes en primaria tienen tasas de reprobación tres veces más altas que en el resto del país, son dos estados donde la tasa de analfabetismo es dos años más arriba que el promedio nacional, son estados en donde entre 80 y 95% más o menos de los estudiantes presentan niveles de logro de aprendizaje insuficientes.

—¿Qué quiere decir esto?

—Quiere decir que al final es el saldo de los problemas que ha generado la CNTE en los últimos 30 años.

—Entonces el sistema educativo está tratando más mal a quienes más lo necesitan...

—No, yo no creo eso, yo lo que creo que es lo que hace falta en esos dos estados es que puedan entrar bien las políticas de la reforma educativa. Si no podemos lograr ni siquiera hacer los procesos de evaluación de los maestros, entonces, como usted comprenderá, aspirar a los otros bienes va ser mucho más complicado y mucho más lento, ¿no?

El problema fundamental no es de asimetría ni mucho menos, el problema fundamental es que están fallando ahí políticas públicas locales, políticas públicas estatales, entre ellas el haber permitido por muchos años que la Coordinadora secuestrara los sistemas educativos y estatales.

—El problema está ahí, ¿cómo le hacemos para solucionarlo?

—Como le estamos haciendo, o sea, al final del día la reforma educativa tiene que entrar y va a entrar; está entrando en el estado de Oaxaca y en Chiapas.

—Mire, esta semana (la semana pasada), por ejemplo, hay partes en Michoacán y Guerrero en donde ya hay 100% de escuelas funcionando; en el caso de Oaxaca, ya vamos al día de hoy por 77%, en el caso de Chiapas ya vamos por 73 o 74 por ciento. ¿Qué falta después? Pues seguir haciendo políticas que le describía yo al principio, aplicándolas puntualmente en esos dos estados.

—Fracciones legislativas colo las del PRD y Morena se han manifestado en favor de hacer reformas a la reforma educativa. La pregunta es ¿vamos hacia una reforma de la reforma?

—Por supuesto que no, la reforma va a continuar, por lo menos desde del Ejecutivo no está prevista ninguna modificación a esa arquitectura constitucional.

—Ahora, el asunto es ¿existen las condiciones para terminar con la movilización de la Coordinadora y que se vuelva...?

—Como ya le dije, al final del día la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación lo que representa es solamente el 5% del magisterio nacional y los problemas ahorita están confinados sólo en dos de las 32 entidades federativas del país más la Ciudad de México.

Entonces, yo creo que lo importantes es ir saliéndonos de esa narrativa porque eso nos impide ver que está la Ciudad de México y otros 29 estados en donde la reforma educativa está avanzando a pasos muy firmes, yo creo que ése es el tema de mayor importancia en este momento.

—¿Hay algunas cosas en donde debería de modificarse la estrategia que ha tomado el gobierno para la implementación?/

—Yo diría que, desde el punto de vista estructural, no, realmente no.

—¿Cuál es la importancia del modelo educativo, comparado con la implementación, incluso la misma aprobación de la reforma educativa?

—El modelo educativo es de importancia vertebral, es no más ni menos definir lo que los niños van a aprender en el año todos los días, ni más ni menos, tanto en competencias, destrezas, habilidades, aptitudes, como por supuesto en conocimientos e instrumentos pedagógicos que son de la mayor importancia para buenos logros de aprendizaje.

La reforma educativa pretende lograr tres cosas: mejores escuelas, mejores maestros y mejores alumnos; en ese sentido se desarrolla una serie de políticas”.

diego.badillo@eleconomista.mx

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Economista

http://www.masclaro.mx/