facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Pide educación para el cambio

Escrita el 18, Octubre del 2016

El doctor Juan Ramón de la Fuente, rector de la UNAM de 1999 a 2007, afirmó durante su participación en el FICMaya el papel primordial que tiene la educación para lograr que México alcance niveles óptimos de desarrollo.

Ante un público conformado en su mayoría por profesores y estudiantes, el ex rector compartió datos desalentadores al comparar la educación de México con la de otros países.

Al inicio de su charla titulada “Educación para el desarrollo”, el doctor De la Fuente, quien fuera secretario de salud en el sexenio del ex presidente Ernesto Zedillo, consideró a la educación como la gran palanca para lograr muchas cosas.

Los países más exitosos del siglo XXI, opinó, son todos aquellos que generan conocimiento, utilizan eficientemente la tecnología, tienen políticas públicas de largo aliento, incrementan su comercio internacional y cuentan con capital humano, “el eslabón entre innovación y productividad”.

Dijo que a finales del siglo pasado, el paradigma de la economía cambió, pasando de la economía industrial a la del conocimiento. “Ya no se trataba nada más en buscar un equilibrio entre hacer cosas, manufactura un producto o lo que sea sino que había un valor agregado cuando se hacía con conocimiento”.

Añadió que la economía del conocimiento consiste en hacer de la educación el gran programa de gobierno. “En países como México, gobernar es ante todo educar. Si todos los políticos se quedaran con esa única idea de que gobernar es educar ante cualquier cosa harían mucho mejor su trabajo”.

De la Fuente mencionó como puertas de entrada a ese modelo de economía a la ciencia, la investigación así como la innovación.

Con ejemplos de la vida real, aseguró el poder que tiene la economía del conocimiento para transformar a los países. Tal es el caso de Finlandia, tradicionalmente agrícola, que pudo hacer un producto con un valor agregado que transformó su economía: los celulares Nokia.

El doctor, quien se dijo admirado del sistema educativo de los países nórdicos, Finlandia en particular, señaló que una sociedad de conocimiento provee muchas ventajas: promueve lacalidad de la vida, propicia el crecimiento y reduce la pobreza.

Sin embargo, lamentó que en México, como en la mayor parte de los países de Latinoamérica, la educación no incluye a los pobres.

Citando a organismos y asociaciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Banco Mundial, Departamento de Educación de los Estados Unidos, Foro Económico Mundial y el Reporte de Competitividad Global, el doctor señaló el rezago que tiene México en materia de educación comparado con otros países.

Por eso recalcó que la educación en el país debe ser incluyente, eficiente y de calidad. “Necesitamos trabajar en estos tres puntos, y la Reforma Educativa debe empezar con esto: lograr una educación que sea para todos, que cumpla con su función de movilidad social donde no se dejen a un lado los principios y valores”.

La gente, resaltó, tiene derecho a aspirar a vivir mejor y para ello, el camino tradicional es una buena educación para tener un buen empleo y tener un mejor futuro. “No podemos dejar que esa ecuación se desvirtúe porque aparecen las falsas alternativas”, haciendo mención del alto índice de muertes de jóvenes en el país, “de gente que debería estar en las escuelas, que no pasan de los 25 años, pero a los cuales se les abrió una puerta falsa de movilidad, para ganar dinero y encontrar en el mejor de los casos un mundo ideal al que nunca llegan”.— Jorge Iván Canul Ek

Por mejorar

En su charla, Juan Ramón de la Fuente resaltó que México necesita mejorar en ámbitos sistema educativo, instituciones de investigación y capacidad de innovación. Resaltó que “en 10 años sólo avanzó un puesto, lugar 52 al 51, en el Índice de Competitividad Global”.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Diario de Yucatan

http://www.masclaro.mx/