facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Es la educación, mexicanos, la que da trabajos competitivos y seguridad social: académico de Standford

Escrita el 18, Noviembre del 2016

Ciudad de México, 17 de noviembre (SinEmbargo).- Una mejor educación permite acceder a trabajos competitivos y seguridad social, elementos asociados con un crecimiento económico más rápido y menor desigualdad. Sin embargo, incluso en Estados Unidos, la primera potencia mundial, este fenómeno reflejado en la movilidad social (hacia el bienestar) está en declive porque está incrementando la inequidad de ingresos, se dijo durante el Foro de Movilidad Social.

“Se necesita dinero para comprar la oportunidad. ¿Y si los padres son pobres?”, cuestionó el académico de la Universidad de Standford, David Grusky.

Especialistas en movilidad social de Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Inglaterra, España y Suecia se han reunido hoy para discutir la importancia de las habilidades para el bienestar y desarrollo económico individual y de una nación.

José Rodríguez Mora, de la Universidad de Edimburgo, expuso que “si se construyen muros”, los investigadores deben medir cómo “afectará” a la movilidad social en Estados Unidos.

Para que una persona alcance la movilidad social, los ingresos, los antecedentes familiares, raza e incluso la genética son determinantes, expusieron los expertos.

“La igualdad de oportunidades está desequilibrada”, afirmó el académico Grusky.

El investigador canadiense Miles Corak, de la Universidad de Ottawa, coincidió en que “la gente no puede subir de abajo hacia arriba si es imposible salir de la pobreza intergeneracional”.

Además, “la frontera importa” en el sentido en que hay mayores problemas de movilidad en el sur tanto de Estados Unidos como en Canadá, así como en las comunidades indígenas.

Otro factor dentro de la movilidad social es el acceso al mercado laboral. De acuerdo con Corak, hay más desigualdad en el mercado laboral en Estados Unidos y Canadá.

Aunque el objetivo es incrementar las tasas de movilidad social, por sus beneficios, “es bastante difícil”, reconoció el experto Gregory Clark, de la Universidad de California.

“Un 50 por ciento de la transmisión de estatus social es genética. La posibilidad de cambiar de estatus es más difícil de lo pensado”, afirmó Clark ejemplificando con la relación entre el linaje (apellidos en Suecia) y los altos ingresos y oportunidades para destacar profesionalmente. “¿Qué se te ha entregado genéticamente?”, puso sobre la mesa.

Bhash Mazumder, de la Reserva Federal en Chicago, destacó que la movilidad social en Estados Unidos “es relativamente baja”, sobre todo en la población afroamericana e hispánica.

“La movilidad social, independientemente de los ingresos, es menor en la población negra e hispánica que en la de los blancos. Los afroamericanos están en desventaja”, dijo mostrando cifras.

También coincidió en que la movilidad social es menor en el sur de Estados Unidos, “pero no muy distinto a la parte social”.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Sin Embargo

http://www.masclaro.mx/