facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Va todo el reino animal

Escrita el 08, Diciembre del 2016

La OCDE es integrada hoy por unos 30 países llamados democráticos, mayormente Europa y Australia. De América solamente son miembros activos Canadá, Estados Unidos, México y Chile.

La OCDE no sirve para nada y en sus oficinas del Chateau de la Muette, eso es en París, despacha como director un permanente aspirante a la Presidencia de México, José Ángel Gurría Treviño, conocido como el ángel de la dependencia por su ejercicio como secretario de Relaciones Exteriores y de Hacienda de su país durante el zedillato. Como no tiene nada qué hacer y sí un presupuesto que gastar, la OCDE emite, de cuando en vez, resultados de sus análisis y estudios sobre diversos temas; como a Gurría le interesa mantener activa su presencia en México, los temas que aborda suelen involucrar la actualidad mexicana. Su más reciente estudio fue la prueba llamada PISA.

El Programme for International Student Assessment (PISA) es una prueba arbitraria que hace la OCDE a los países cuyos gobiernos quieren someter a sus estudiantes a ella, cada tres años; muchachas y muchachos de 15 años de edad —sin considerar su grado escolar— en tres áreas del conocimiento: lectura, matemáticas y ciencias naturales. Pues bien, resulta que México ocupó el último lugar en resultados dentro de la OCDE, que es un club exclusivo de europeos y norteamericanos.

No necesitamos los de aquí que algún erudito del Primer Mundo nos venga a descubrir nuestras miserias. Desde hace mucho los mexicanos sabemos que, después de la corrupción —e implícita en ella—, el principal problema de nuestro país es la mala educación. Dicho esto y sin más que decir, los invito a un juego: reproduzco aquí un mensaje que me hizo llegar una querida mujer que tiene más de 40 años dedicada a la educación en México:

1.- Enseñanza de matemáticas en 1950: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es 4/5 del precio de venta. ¿cuál es la ganancia? 2.- Enseñanza de matemáticas en 1970: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de venta, ¿cuál es la ganancia? 3.- Enseñanza de matemáticas en 1980: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pesos. ¿Cuál es la ganancia? 4.- Enseñanza de matemáticas en 1990: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pesos. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia: (a) 20 pesos, (b) 40 pesos, (c) 60 pesos, (d) 80 pesos, (e) 100 pesos. 5.- Enseñanza de matemáticas en el 2000: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pesos. La ganancia es de 20 pesos. ¿Es correcto? (a) sí (b) no. 6.- Enseñanza de matemáticas en 2010: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pesos. Si usted sabe leer coloque una X en los 20 pesos que representan la ganancia. ( ) $20.00, ( ) $40.00, ( ) $60.00, ( ) $80.00, ( ) $100.00. 7.- Educación por competencias: un cortador de leña vende un carro de leña por cien pesos. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 pesos. Reúnanse en equipos de cuatro para : a) decidir el nombre del leñador (español); b) dibujar al hombre cortando leña (artísticas); c) completar la siguiente operación: 100-80= veint_, (matemáticas) d) determinar que hace bien el hombre en cortar la leña (ética).

8.- Evaluación final: si el alumno o alumna no pudo o no quiso realizar las actividades del punto anterior, considerar: asistencia, zapatos, peinado, uniforme, carpeta (no importa si trae apuntes o no ). 9.- No se le ocurra reprobar al alumno o alumna porque entonces tendrá que enfrentar a los padres, a la oficina de derechos humanos y al fotógrafo del periódico que lo retratará por ser un maestro injusto.

Si usted es de aquellos alumnos a los que el profesor le aventó un borrador para que pusiera atención, le jaló las patillas, si recibió reglazos en nalgas o palmas de las manos, seguramente no quedó traumado ni tuvo que acudir al sicólogo y usted es una persona preparada, educada, responsable, respetable e inteligente. Seguramente sabe leer y escribir, no como los chamacos de hoy.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Excelsior

http://www.masclaro.mx/