facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


PISA, México estancado en educación

Escrita el 14, Diciembre del 2016

La prueba PISA evalúa de manera cíclica los aprendizajes de los estudiantes de 15 años de edad en Matemáticas, Comprensión Lectora y Ciencias. Sin embargo los contenidos  que evalúa  no están ligados a un currículo en particular, sino a un conjunto de “competencias para la vida” que les permite a los jóvenes desarrollarse como personas productivas en una sociedad democrática. A partir de lo anterior y de los resultados que se han obtenido en los últimos 10 años en México, el currículo es más discursivo que verdaderamente transformador.

Es entonces que de manera objetiva y sin apasionamiento en el presente artículo se presentan algunos  resultados de México en la evaluación 2015 de PISA. Esta evaluación se enfocó en el área de ciencias, por esta razón la presente nota sobre México analiza los resultados en ciencias con mayor detenimiento que los resultados en matemáticas o lectura, debido a que los resultados fueron comparados con el estudio de PISA 2006, ya que el enfoque de ese año también se concentró en ciencias.

Entrando en materia, un dato que no se puede dejar pasar es que México se encuentra por debajo del promedio OCDE en ciencias (416 puntos), lectura (423 puntos) y matemáticas (408 puntos). En estas tres áreas, menos del 1% de los estudiantes en México logran alcanzar niveles de competencia de excelencia (nivel 5 y 6). Dato escalofriante que debe de ser analizado a profundidad.

Para el caso de ciencias, el rendimiento promedio de los jóvenes mexicanos de 15 años no varió significativamente desde el 2006. En lectura, el desempeño se mantuvo estable desde el 2009. En promedio, el rendimiento en matemáticas mejoró en 5 puntos por cada tres años entre el 2003 y el 2015.

Es así que los estudiantes en México obtienen en promedio 416 puntos. Este puntaje promedio sitúa a México por debajo del promedio OCDE de 493 puntos y a un nivel similar al de Colombia, Costa Rica, Georgia, Montenegro, Qatar y Tailandia.

Los jóvenes mexicanos de 15 años tienen una diferencia de más de 70 puntos por debajo de los estudiantes en Portugal y España, y una diferencia entre 20 y 60 puntos por debajo de los estudiantes en Chile y Uruguay, pero se sitúan por encima de los estudiantes Brasil, la República Dominicana y Perú.

Uno de los datos que a juicio personal es de llamar la atención es aquel en el que el desempeño promedio de México en ciencias desafortunadamente no ha variado desde el 2006.

Para el caso de comprensión lectora el desempeño promedio de México está cerca del observado en el 2000 (422 puntos) y en el 2009 (425 puntos), cuando fue la última vez que lectura fue el principal enfoque de PISA. Sin embargo, el rendimiento de México es significativamente mayor que el del 2003 (400 puntos).

Los estudiantes de México obtienen en promedio 408 puntos en matemáticas, por debajo del promedio OCDE de 490 puntos y sitúa al país a la par del desempeño promedio de Albania y Georgia. Los jóvenes mexicanos de 15 años obtienen una diferencia de alrededor de 80 puntos por debajo de Portugal y España, y entre 10 y 15 puntos por debajo de los estudiantes de Chile y Uruguay, pero se sitúan por encima de Brasil, Colombia, la República Dominicana y Perú.

Es ante estos resultados que una primer interpretación global es que se está estancado el desempeño en las tres áreas de conocimiento.

México ocupa el lugar 59 de 72 en países evaluados en la prueba PISA y éstos resultados no son por mucho lo que se esperaba de los jóvenes. Es así que hoy en día la opinión del Secretario de Educación es que: “Nadie en México, no solamente el Secretario de Educación, se puede sentir satisfecho con estos resultados ni con el sistema educativo que tenemos, y precisamente como nadie puede sentirse satisfecho con los resultados es que se hizo una reforma educativa, si tuviéramos resultados satisfactorios en educación en México no hubiera sido necesaria la reforma educativa”.

En conclusión, como expresó Roberto Martínez Yllescas, director del Centro de la OCDE en México, “los resultados de México son decepcionantes”, pero confía en que con la reforma educativa se revierta la tendencia de estancamiento…¡ojala!

Agradezco de antemano la atención prestada al presente. Nos leemos en la próxima y espero que haya sido de su agrado; no sin antes decirles que  ¡VIVA LA VIDA!

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Sol de México

http://www.masclaro.mx/