facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Crean estudiantes plataforma que busca transformar la educación en México

Escrita el 19, Diciembre del 2016

Compartir es una plataforma tecnológica basada en el principio de que la educación de calidad puede impartirse de manera accesible en un formato en el que compartir conocimientos es una nueva forma de aprender, todo esto a través de un modelo de negocio que aspira a ofrecer servicios gratuitos.

El proyecto Compartir, fue creado por Elías Omar Pérez Martínez, quien es estudiante de Ciencias Computacionales en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y por su compañero Adrián González, quienes resultaron ganadores del Reto Educación del concurso Vive conCiencia 2016, organizado por 23 instituciones y coordinado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, cuyo objetivo es estimular la creatividad y las capacidades de innovación en los jóvenes para resolver problemas de sus comunidades.

“Actualmente, Compartir se encuentra en la fase de prototipo, ha funcionado por un año ocho meses, en los cuales se han impartido alrededor de tres mil horas de asesoría en diferentes temas como física, química, matemáticas y programación, que se han dado a más de 300 alumnos de nivel secundaria, preparatoria y universidad, con lo cual se ha apoyado la economía de 60 asesores”, comentó Pérez Martínez.

Los problemas educativos que se buscan atacar con este proyecto son los siguientes: el sobrecupo de los salones de clases, la desigualdad de la educación en México, la centralización y la falta de acceso a la educación.

En México hay en promedio más de 30 alumnos por cada maestro, es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, donde existen más alumnos por docente, en promedio hay el doble de alumnos en comparación con los países que conforman esta organización, lo que naturalmente lleva a un decremento en la calidad de la educación que puedan recibir los alumnos. Además en el sector de la educación privada el número de alumnos contra el de maestros disminuye considerablemente al compararse con la educación pública, lo cual nos habla de que hay una gran desigualdad.

“Compartir presentaría los siguientes beneficios para los estudiantes: Crecimiento social e  intelectual, pues permite a jóvenes expertos en algún tema enseñar lo que saben a otros jóvenes no expertos; generar una sociedad más productiva al ser más colaborativa y aprovechar más eficientemente sus recursos humanos; y la utilización de dispositivos móviles como un método de estudio a través de la gamificación”, asegura el estudiante de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

“La segunda fase para Compartir, es tener presencia en Monterrey y en Guadalajara y la tercera fase consiste en que implementaremos la modalidad en la que las asesorías sean gratuitas, todo el dinero que hemos ganado en el concurso Vive conCiencia 2016, lo invertiremos en desarrollo”.

La modalidad gratuita será de la siguiente manera: Con monedas virtuales, donde al registrase los usuarios se les asignará automáticamente cien monedas virtuales que podrán intercambiar con los asesores por conocimiento. Y la gamificación, donde los usuarios podrán incrementar la cantidad de sus monedas virtuales al convertirse en asesores e intercambiar sus conocimientos avanzados en ciertas áreas del conocimiento.

“Con la gamificación y las monedas virtuales se busca crear una comunidad donde el conocimiento sea la moneda de intercambio, una comunidad en la cual no se necesite poseer dinero para acceder a nuevos conocimientos”, dijo Elías Omar Pérez Martínez.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original La Jornada

http://www.masclaro.mx/