facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Rébsamen y el compromiso de Suiza con la educación

Escrita el 20, Diciembre del 2016

Los recursos humanos son para Suiza lo que para otros países son el petróleo y los metales preciosos: Suiza no tiene recursos naturales para la exportación ni áreas vastas para la producción agrícola masiva. En consecuencia, al país helvético no le quedaba otra opción que apostar a la capacidad de sus propios ciudadanos para aumentar su bienestar económico. Hoy en día, Suiza no solamente es uno de los países más prósperos, sino también el país más innovador del mundo. La educación ha sido siempre la fuerza que impulsa la innovación y el bienestar de mi país. En el plano económico, contar con ciudadanos educados permite aumentar la eficacia, en el plano político estos ciudadanos conocen sus derechos y deberes, y participan activamente en las tomas de decisiones en nuestra democracia directa, única en el mundo.

Uno de los personajes más emblemáticos en la educación suiza fue Johann Heinrich Pestalozzi, un pedagogo, educador y reformador que contribuyó significativamente para erradicar el analfabetismo en Suiza hacia la década de 1830. Pestalozzi fue el precursor de la escuela popular en Europa. Poco después de la muerte de Pestalozzi en 1857, nace, también en Suiza, otro maestro que retomó  muchas de las ideas de aquel pedagogo para adaptarlas a un contexto lejano de su país natal. Se trata de Heinrich KonradEnrique ConradoRébsamenquien llega a México en 1883, inspirado por el ensayo titulado Quetzalcóatl, escrito por su amigo prusiano Carlos von Gagern.

Al llegar a México, Rébsamen encontró una realidad muy distinta a la que conocía en su patria: 85% de la población era analfabeta y los maestros —en gran parte autodidactas— carecían de formación académica y pedagógica. Este contexto social motivó a Rébsamen a aplicar con sus conocimientos en pedagogía tanto en la formación de varias generaciones de maestros como también en la creación de escuelas normales en todo el país. Su aportación fue tan importante que, en 1901, Porfirio Díaz lo nombró director general de Enseñanza Normal. Además de sus contribuciones en la práctica este dedicado pedagogo también influenciaba con sus ideas en los primeros congresos nacionales de instrucción pública que tenían como objetivo regular y uniformar la educación elemental mexicana.

Siguiendo el camino de PestalozziRébsamen defendió la idea de que la educación resultaba indispensable para la consolidación de la unidad nacional y la creación de ciudadanos libres. Una parte fundamental de la pedagogía de Rébsamen constituía además el respeto al niño y a su desarrollo natural evitando las medidas disciplinarias y la memorización forzada —prácticas comunes de aquella época. Entre la obra escrita por Rébsamen destaca su Método de Escritura y Lectura, con el cual se enseñó a leer a generaciones de niños, así como sus guías metodológicas.

Rébsamen ciertamente ocupó un lugar protagónico dentro de la denominada educación moderna de finales del siglo XIX e influenció de manera decisiva la docencia y el sistema curricular del siglo pasado en México. Como Rébsamen, Suiza —basándose en su propia experiencia nacional— está convencida de que la educación es el elemento clave para reducir la pobreza y crear ciudadanos preparados para enfrentar los retos de la vida moderna. El compromiso de mi país con la educación de calidad se muestra, entre otros, en la amplia red de colegios suizos. Uno de ellos, el más grande, se encuentra en la Ciudad de México, y también hay otras sedes en Querétaro y en Cuernavaca.

Por otra parte, desde el año 2015, mi país colabora con México en la promoción de un sistema educativo con mucha tradición en Suiza: la educación o formación dual. Este sistema, al cual están integrados dos tercios de los jóvenes en mi país, tiene como objetivo dar a los adolescentes una formación no académica, basada en las necesidades de la economía. En este sentido, el presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón,  lanzaron el 4 de noviembre la Alianza Suiza por la Educación Dual, en conjunto con nueve empresas suizas. Éstas se comprometieron a integrar en sus establecimientos hasta finales de 2017 a aproximadamente 200 aprendices. Durante su periodo de aprendizaje, las empresas les ofrecerán una formación dual —práctica y teórica—, similar a la que recibe la mayoría de los jóvenes en Suiza. Rébsamen dejó su legado en México y tenemos toda la fe de que la recién lanzada Alianza pueda dejar también una huella significativa en el sistema educativo de mi país anfitrión.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Excelsior

http://www.masclaro.mx/