facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


No van a la escuela 2.1 millones de menores; 43 por ciento de ellos trabajan: estudió

Escrita el 21, Diciembre del 2016

El informe Identificación de subpoblaciones de niños que no asisten a la escuela y caracterización de los factores asociados a la problemática, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), destaca que entre las principales causas por las que no acuden a las aulas están la falta de interés o de aptitud, la carencia de recursos económicos y el empleo.

A estas causas se suman la inseguridad, la discriminación y la distancia que debe recorrerse para llegar a la escuela. Le sigue alguna enfermedad, accidente o discapacidad. Incluso factores familiares, pues 10 por ciento de las niñas y 1.8 por ciento de los niños no asisten a la escuela por este motivo.

En un análisis de los datos oficiales y de varias investigaciones sobre los niños y adolescentes que no tienen acceso a la educación, Rosaura Galeana Cisneros, autora del estudio, destaca que las poblaciones más vulnerables al riesgo de no acudir a la escuela son los menores indígenas monolingües, los migrantes, la población infantil que trabaja, las adolescentes embarazadas, los menores con problemas con la ley y los afrodescendientes.

De acuerdo con cifras oficiales del Módulo de Trabajo Infantil, anexo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2013, un millón 27 mil niñas y un millón 92 mil varones no recibían formación básica.

Apunta que las principales ocupaciones de la población de 5 a 17 años de edad son los quehaceres domésticos y el estudio, en una proporción de 63.6 por ciento de niñas y 54.2 por ciento de niños.

Sin embargo, 4.8 por ciento de las menores sólo realizan quehaceres domésticos, al igual que 1.9 por ciento de varones, y sólo se reportan como ocupadas 0.1 por ciento de niñas y adolescentes, frente a 1.1 por ciento de los menores.

Además, se estima que casi la mitad de los niños y adolescentes que labora no reciben ni administran los ingresos producto de su trabajo, que terminan en manos de los padres o tutores, o bien se administran como aportación del menor a la economía familiar.

En cuanto a las labores domésticas realizadas por niñas y adolescentes, al igual que el cuidado de otros en el entorno familiar, se asumen como actividades no remuneradas que se deben realizar de manera incondicional.

Agrega que las entidades con mayor índice de inasistencia escolar son Michoacán, Chiapas y Guerrero, con más de 10 por ciento, mientras a escala nacional es de 7.2 por ciento. Los estados con menor índice son Nayarit y Baja California Sur, con poco más de 5 por ciento, y la Ciudad de México, con 3.1 por ciento.

En cuanto a la población con discapacidad, el informe señala que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que 27.9 por ciento no tienen estudios, 45.4 por ciento sólo terminaron algún año de primaria, 13.3 un grado de secundaria, 7.3 un año de educación media superior y sólo 5.2 por ciento uno de nivel superior.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original La Jornada

http://www.masclaro.mx/