facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


El gran reto de la implementación efectiva de la Reforma Educativa y su continuidad transexenal

Escrita el 29, Marzo del 2017

El reto más grande de la Reforma Educativa es consolidar el proceso de instrumentación que puso en marcha la SEP y asegurar la continuidad de sus objetivos más allá de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. Eso implica impulsar la trascendental reforma constitucional aprobada en 2013, y dos nuevas leyes, la del Servicio Profesional Docente y la que crea el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).

La Reforma Educativa ha entrado en la ruta de su implementación efectiva con la presentación del nuevo Modelo Educativo, que permitirá en los próximos doce años lograr una educación con los estándares de calidad para ser competitivos como Nación entre las sociedades más exitosas del mundo.

Siguiendo la dinámica trazada por la Reforma Educativa, el nuevo Modelo Educativo y la propuesta Curricular para la enseñanza obligatoria (preescolar, primaria, secundaria y bachillerato) entrarán en vigor en el ciclo escolar 2018-2019, el último que corresponde iniciar a la actual Administración Federal.

Su implementación será gradual y flexible, ha señalado el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer; Siguen sometidos a escrutinio público y de los actores del sistema educativo nacional los tres documentos presentados por la SEP, uno denominado “Los Fines de la Educación en el Siglo XXI”, que establece lo que todo alumno debe saber para insertarse con éxito a la sociedad actual; “Los Cinco Ejes Pedagógicos” de la reforma, y el que corresponde a la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria. Todos enfocados a garantizar el derecho de los niños y jóvenes a recibir educación de calidad.

El tema no es asunto sólo del Sistema Educativo. El foro “Diálogos público-privados sobre Competitividad”, organizado la semana pasada por la Secretaría de Economía, que en Durango representa Luis Guillermo Madrazo Bonilla, tuvo como tema central “La importancia de la Reforma Educativa para la competitividad en México”.

El consenso generalizado de los panelistas fue que el Sistema Educativo Nacional debe remontar sus rezagos en calidad e inclusión, para ubicar el país a la altura de las necesidades que demanda un mundo globalizado, en estrecha vinculación con los avances científicos y tecnológicos a nivel mundial y con la actividad productiva. En este Foro se habló de la formación de capital humano y de innovación como clave del desarrollo social y económico de una nación.

Para el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, “la reforma constitucional en materia educativa dota al Sistema Educativo Nacional de los elementos que impulsen su mejoramiento y fortalezcan la calidad. Asegura la obligación del Estado de garantizar la calidad de la educación pública obligatoria.”

Ni los críticos más severos de la Reforma Educativa cuestionan el diagnóstico que precede el empreño del Gobierno Federal por realizar una transformación estructural del sistema educativo mexicano. Los disensos están, en todo caso, en la estrategia y acciones a seguir para lograr los objetivos que plantea.

Algunos gobernadores y autoridades educativas locales, segmentos importantes de la organización sindical y organizaciones sociales han sido consistentes en reclamar mayor participación en el proceso transformador. Para los padres de familia y la sociedad en su conjunto, la reforma estructural del sistema educativo mexicano es una necesidad inaplazable, e imperativo para lograr el desarrollo nacional.

No obstante las resistencias, conforme se avanza en la implementación de la Reforma Educativa, los objetivos que persigue se socializan y afianzan, por ello cabe reiterar cuáles son: 1. Recuperar la rectoría del Estado en la educación y pasar del clientelismo al mérito en la contratación y promoción de los maestros; 2. La reorganización de la escuela, que deberá estar al centro de las políticas públicas; 3. La profesionalización del servicio docente, donde son fundamentales las evaluaciones del desempeño y la formación continua de los maestros, directivos de escuelas y asesores técnico-pedagógicos;

4.  La revisión de contenidos de los planes y programas de estudios y la pedagogía, con un nuevo Modelo Educativo y propuesta Curricular para el siglo XXI, encaminado a que los alumnos aprendan a aprender, y 5. Una educación de calidad con inclusión, que los cambios lleguen a todas y todos los niños y adolescentes, para reducir la brecha de la desigualdad social.

Las primeras medidas del Gobierno Federal para aplicar la Reforma Educativa, luego de las reformas constitucional y legal realizadas por el Congreso de la Unión, fueron objeto de enorme rechazo por algunos grupos de interés, así como la incomprensión de actores del servicio educativo nacional para quienes los cambios fueron vistos con resistencia.

La SEP transitó, no sin dificultades, la compleja ruta de aprendizaje que significa un cambio estructural en la prestación de un servicio público altamente sensible para la sociedad, como lo es el servicio educativo nacional.

A cuatro años de distancia, el balance de su implementación arroja conclusiones promisorias de continuidad. Los puntos neurálgicos del proceso de cambio se han cuidado, los mecanismos de evaluación y de profesionalización del servicio docente se han modificado, atendiendo a la experiencia de dos años de aplicación y el replanteamiento formulado por el INEE; la recentralización de la nominal magisterial ha entrado en una fase de normalidad operativa y coordinación ente el gobierno federal y los gobiernos de los Estados y, asimismo, la inversión progresiva en infraestructura educativa y para la conectividad digital de las escuelas ha encontrado mecanismos de viabilidad presupuestal, no obstante los recortes al gasto público.

Por muchos años, el Estado no invirtió recursos significativos en infraestructura educativa, lo cual devino en el deterioro paulatino de los edificios escolares. Al respecto es oportuno apuntar que en Durango la Reforma Educativa avanza conforme a la ruta y tiempos trazados. Estamos convencidos de que es un proceso irreversible.

¿Cuáles son los riesgos o las amenazas presentes y futuras en la implementación efectiva de la Reforma Educativa en México? La propia Secretaría de Educación y su titular, así como reconocidos analistas especializados en el tema coinciden en que los cambios en el gobierno Federal y en la integración del Congreso de la Unión, que se darán con motivo de las elecciones de 2018, constituyen un factor de incertidumbre sobre el futuro de la Reforma Educativa.

Sin duda, la formación ideológica y el proyecto de Nación de quien sea electo presidente de México 2018-2024 influirá en la definición del tipo de ciudadanos que se quiera formar, según el modelo de país que se desea construir.

No obstante el innegable  poder que ejerce el presidente de la República, cada vez es mayor el peso de las instituciones públicas y de la sociedad civil, que en los sexenios venideros pugnará por la continuidad del proceso reformador de la educación.

Las variables de la economía, la inflación, la paridad del peso frente al dólar y el comportamiento del ingreso fiscal, son otro factor de riesgo para los programas de la Reforma Educativa, que requieren indudablemente de grandes recursos económicos para su implementación exitosa.

Para el académico duranguense, Carlos Ornelas Navarro, las resistencias que presentan los seres humanos a todo tipo de cambio que altere su cotidianidad son también un enemigo a vencer. Los maestros mexicanos, con años de práctica docente cuyos resultados han probado un ciclo escolar tras otro, deberán de ser receptivos al nuevo Modelo Educativo y propuesta Curricular, que responden a un nuevo perfil de egreso de los educandos.

“Pensar en la educación es asumir el futuro”, ha señalado Jesús Silva-Herzog Márquez, analista político y profesor del ITAM, con motivo de la presentación del nuevo Modelo Educativo. “El gobierno Federal ha presentado el boceto de su idel educativo. No es el descubrimiento del fuego pero refleja una ambición que hace décadas no se percibía en la educación mexicana”.

Por ello subrayo la importancia de continuar con las acciones de implementación de la Reforma Educativa, pensando con una visión de futuro sobre los objetivos que persigue, pues sus resultados serán apreciables cuando los niños y niñas que hoy ingresan a preescolar terminen su educación obligatoria bajo el nuevo Modelo Educativo, y sus beneficios los tendremos a vuelta de por lo menos una generación.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original OEM

http://www.masclaro.mx/