facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Educación y salud, elementos que igualan a la sociedad: Narro Robles

Escrita el 25, Abril del 2017

Estas jornadas funcionan de muchas formas, México tiene una experiencia de décadas en vacunación. Tienen un impacto muy favorable en las condiciones de salud, este es el caso de la Organización Panamericana de la Salud, México con su programa de vacunación, un programa insisto que se ha seguido a lo largo de décadas ha permitido que tengamos eliminado el sarampión, la poliomelitis, tétanos prenatal, rubeola y controlados otros, como difteria y tosferina. Nosotros empezaremos en la segunda semana, México desarrolla tres semanas de vacunación en el año. Tan ha sido últil que el año pasado, 2016, la OPS declaró eliminada de las Américas, el sarampión. Además en cada país se organizan diversas acciones dependiendo las necesidades.

Y destacó que los programas de vacunación igualan a la población:

Mantener coberturas, incrementarlas, asegurarnos de que tengamos los mejores niveles de protección. El programa de vacunación es uno de los que generan mayor condiciones de igualdad para los niños. Un niño de la montaña, la selva, está igualado a una pequeña que nace en una zona urbana, sin embargo están igualados. La salud es un igualador social, junto con la educación. Y dentro de la salud el tema de la vacunación es fundamental, México ha sostenido una verdadera política pública en materia de vacunación. Hemos erradicado una enfermedad que era mortal: la viruela. Está erradicada, no ha habido ningún caso. La influenza es otra enfermedad, si no vacunáramos contra la influenza el número de casos y defunciones sería mucho más alto.

A propósito de las condiciones políticas que se viven en México, comenta:

Todos debemos vacunarnos con algo que estimule nos niveles éticos. En algunas ocasiones he dicho que deberíamos vacunarnos contra la ignorancia, ni los políticos ni nadie, es increíble que sigamos excluyendo a alguien con una preferencia distinta a la nuestra. Los políticos probablemente a la cabeza, pero también toda la sociedad, todos debemos estar prevenidos de acciones de intolerancia, rechazo, pérdida de valores laicos y cívicos. Desafortunadamente eso la ciencia no lo ha resuelto. Hay que decirlo, yo no estoy limitando el caso de México, me duele mucho, pero tengo que reconocer que la corrupción es un mal que afecta a todas las naciones del mundo. Tenemos que luchar y como no hay vacuna debemos hacerlo con las reglas de la sociedad, poniendo el ejemplo, como enseñanza, educando a nuestros jóvenes y combatiendo la corrupción de la mejor manera, combatir a la corrupción metiendo a la cárcel a los corruptos.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Imagen Radio

http://www.masclaro.mx/