facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Nació para morir, sus días están contados

Escrita el 19, Febrero del 2018

Profa. Martha Elva González/

Dia de publicación: 2018-02-18

Una realidad inocultable en nuestro país es el severo retroceso sufrido con la implementación de las reformas estructurales, las cuales no han contribuido a mejorar las condiciones sociales, económicas, políticas y culturales en las que se desenvuelve la colectividad. 

Sin duda, en dicha retrocesión ha jugado un papel fundamental la “reforma educativa”, que como se ha mencionado en ocasiones anteriores se compone de elementos laborales y administrativos que distan de ofrecer puntual respuesta a las necesidades que este sector demanda con urgencia.

Pero… ¿qué fue lo que provocó el despeñadero de la educación en México?

Ciertamente, ha sido el completo desconocimiento con que se han conducido los responsables de diseñar la política educativa que habrá de prevalecer durante los años venideros, su impericia política para dialogar con todos los actores involucrados en educación, ausencia de voluntad y disposición para trabajar en equipo, ahora sí, aprendiendo a aprender para aprovechar la experiencia de los que conocen y dominan la materia educativa.

Tampoco se inadvierte, la enorme carga de trabajo y el sinfín de trámites burocráticos a los que se somete al docente, las exiguas oportunidades de desarrollo que ofrece el patrón −aún cuando posee una obligación legal y moral− a los mentores para elevar la calidad de su trabajo, claro, sin menoscabo del reconocimiento expreso en que se encuentran las instalaciones de los establecimientos escolares, que ciertamente son deficientes y deprimentes, entre otros “pequeños detalles”.

Por ello, resulta poco menos que imposible pretender ocultar que la “reforma educativa” actual, nació para morir, sus días están contados y no precisamente porque “ya sabes quién” lo diga, sino porque quienes concibieron una “reforma” que trasgrede derechos laborales e impide la progresión de los derechos humanos contemplados en Tratados Internacionales, “olvidaron” incorporar la opinión y experiencia de  los maestros, así como incluir la participación de auténticos expertos en educación.

Las políticas públicas, ausentes de un proceso racional de evaluación de necesidades, valores y objetivos están destinadas a su desmoronamiento cuando no se definen los problemas que se presentan, tal como sucede en educación, toda vez que se requiere una gran visión política para la incorporación de objetivos a corto, mediano y largo plazo, de modo tal, que esta perspectiva conceda la posibilidad  de establecer un equilibrio de fuerzas entre los agentes involucrados −TODOS− en la tarea educativa.

Pero, desafortunadamente cuando no se cumple con la consecución lógica de los pasos –agenda política definición de problemas, previsión, establecimiento de objetivos y selección de opción− previos a la implementación, sucede lo que hoy por hoy se observa en el sector educativo nacional y… local, un escenario catastrófico, aunque, quizá se ponga peor, conforme avanza el proceso electoral y la inducción pre establecida para la aplicación del “Nuevo Modelo Educativo para el ciclo escolar venidero a primer grado, atmósfera que cada día “pinta peor”.

Está claro, al gobierno federal en turno y a sus homólogos en las entidades federativas no les interesa el tema educativo, el atreverse a pisotear los derechos adquiridos de los maestros han provocado que estos comiencen a movilizar a la estructura con el ánimo de dar la batalla en las urnas e impedir que los amantes del neoliberalismo continúen atentando contra las grandes mayorías poblacionales.

Resulta inevitable mencionar que “la reforma con sangre no entra, cruenta aberración de la que “algunos” políticos pretenden desmarcarse con el propósito de engañar, generar confusión o simpatía entre los votantes, no obstante, las víctimas del sistema desmienten emergen del anonimato para acallar el canto hipnótico de los políticos que operaron descaradamente contra el magisterio nacional y la población en su conjunto.

Definitivamente NO, la reforma educativa con sangre no entra, menos aún cuando los argumentos expuestos por los opositores a su implementación poseen bases firmes, en tanto, en su contraparte existe marcado desconocimiento sobre las cuestiones educativas en las que los únicos beneficiarios son las autoridades educativas y la dirigencia sindical con los “negocitos” que se desprendieron de la misma.

La educación en México viene de mal en peor, más cercana a su privatización que a la calidad que el pueblo necesita. Los ejemplos de los agravios que se padecen en educación son diversos, entre ellos: la participación de la inversión privada, la falta de espacios en los planteles de los diferentes niveles educativos, la nula cobertura de plazas docentes, médico escolar, orientador educativo, personal administrativo e intendencia, incumplimiento en los programas de mejora en infraestructura física, el negocio en otorgamiento de concesiones de la tienda escolar desde la dependencia educativa,  incumplimiento en el pago oportuno de salarios, la desfachatez de no cubrir las ausencias de docentes para satisfacer la normalidad mínima establecida en disposiciones normativas.

El desinterés o desvío de presupuesto a precampañas o quizá campañas electorales de miembros del partido en el poder, pues, no se entiende de otra forma que el Director General de Recursos Humanos, Lic. Oscar Lagarda Treviño,  haya dirigido el oficio No. DGRH 1029/2018 al Director General de Educación Secundaria, Profr. Carlos Francisco Madero Valencia, exponiendo que a partir del 8 de febrero pasado y, de acuerdo a nuevas validaciones en el sistema de nómina impuesta por el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), no son autorizados para ser sustituidos de manera interina en la misma clave presupuestal las licencias por incapacidad médica, cambios de actividad, suspensiones, acuerdos presidenciales, licencias de Asesoría Técnica Pedagógica. 

El comunicado señala que sólo se autorizará pago a los interinos que cubran a docentes frente a grupo que se encuentren en licencias pre pensionaria, gravidez, licencias con goce de sueldo por estudios superiores.

Por último, Lagarda Treviño agrega que en lo concerniente a Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (administrativos), sólo se podrán cubrir en interinatos con licencia sin goce de sueldo −aunque en la “práctica”, realmente no se están cubriendo, existen planteles en los que el presupuesto de estas vacantes temporales no se sabe a qué bolsillo se destina−.

Luego entonces… ¿cómo mejorará la calidad del servicio educativo con la inoperante e ineficiente política educativa trazada por el gobierno actual?

Dirección electrónica: marelv_tita32@yahoo.com.mx

Twitter: @marelv_tita32

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Dossier Politico

http://www.masclaro.mx/