facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


EDUCACIÓN Y SINDICALISMO

Escrita el 26, Febrero del 2018

Bajo el calor de una Bandera la Patria todo lo espera

UN JURAMENTO EXCLUSIVO escolar muestra su diferencia al pronunciado por la estampa militar; unas palabras infantiles que irrumpen en la comba de los vientos y de los tiempos dejando en sus palabras la promesa de “salvaguardar el legado de los héroes” (¿solo de ellos?) y el “símbolo de nuestros padres y hermanos” bajo el cristal de la UNIDAD que hoy en día no existe porque impera el divisionismo impulsado por las facciones partidistas. La promesa de fidelidad “a los principios de LIBERTAD Y DE JUSTICIA” se rompe cuando se habren las fauces de los canes políticos a los que les vale madre perseguir hasta la muerte a quienes no siguen sus desmandes; lucha marcada por la Historia de México en la que en cada etapa de su devenir a quedado huella sangrienta por el enfrentamiento de facciones políticas y RELIGIOSAS. JURAMENTO que “hace de nuestra Patria la Nación INDEPENDIENTE” llevando sobre ella a Wall Streat, al Bid, a la OCDE, a Trump y otros poderíos económicos; “HUMANA Y GENEROSA” con una razón de tradición en donde ese humanismo se pierde en las escarcelas de los ricachones a quienes el escudo nacional solo se tiene en el sistema monetario al que son fieles bajo sus intereses personales.

LÁBARO PATRIO QUE representa a una Nación que hoy vive enarbolado falsamente por aquellos que buscan las curules para seguir medrando con sus historias. Falsedad de pleitesía a una representación patriota conservada por la tradición y la DEVOCIÓN de solo una parte del pueblo. No importa el que la historia marque sus cambios en sus imágenes según su trayectoria; no importa el que en ella se haya conjugado la traición iturbidista y la fidelidad de Guerrero; no importa que tenga mezclada en su origen una religión fanatizada bajo el imperio de una España subyugada al mandato del Corzo francés; no importa que el Sartre de Iguala se haya equivocado en el orden de los colores o que el cuento-leyenda del comer sandia haya ideado esos colores; no importa que la traición la haya roto, manchado y olvidada por la mescolanza ideológica de ayer y de hoy, no importa si para muchos no existe, vive y palpita porque son patrioteros de estirpe religiosa. Solo importa hoy el que bajo ese SÍMBOLO SAGRADO MÉXICO SEGUIRÁ DEFENDIENDO SU HISTORIA.

Y A VUELA pluma.- ¡sopas! mil jubilados dejan tres mil plazas… ¡AAAALLL ataque!, todos contra uno y uno contra todos… Fanáticos cristeros, yunquistas, opus deistas, locos obcecados, ricos tránsfugas, explotadores fabriles, cocacoleros Trumpistas, tramposos por herencia, etcétera, contra un partido y un candidato sin ideología dirigida pero cuya ilusión lo lleva a representar los ideales casi trastocados de una Patria y una Bandera que hoy sigue buscando a sus patriotas.

ANEXO ÚNICO.- Esta semana habrá sorpresas. Ojo.

Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Sol de San Luis

http://www.masclaro.mx/