facebook_cono icono_twitter icon7 icono instagram icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


CTM, factor de equilibrio no de ruptura

Escrita el 07, Marzo del 2019

La negociación y el diálogo franco, incluyendo a quienes piensan diferente, es la única alternativa para garantizar la #PazLaboral, dice el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, la única central que en el registro de la STPS, que encabeza Luisa María Alcalde, tiene presencia activa en todo el territorio nacional y más de cinco  millones de trabajadores afiliados.

Junto con las organizaciones del Congreso del Trabajo –que también encabeza–, sabe que los trabajadores deciden no por dedazo, sino por conocimiento. Con 64 años cumplidos y habiendo entrado a la Ford Motor Company cuando tenía 14, sostiene que sólo un trabajador que conoce la línea de producción en una planta o de servicio en una empresa, puede representar a otro; a propósito del surgimiento de nuevas organizaciones que buscan en el proceso de modernización de la Ley de Trabajo, modificar el marco de representación vigente.

Aceves apenas está a la mitad de su sexenio como secretario general de la CTM y reconoce que es momento de modernizar y hacer eficiente el marco legal, pero mientras otras organizaciones necesitan alzar la voz, ser estridentes y poner fuentes de empleo en riesgo con planteamientos fuera de toda proporción (caso Matamoros); la CTM le apuesta a la estabilidad laboral, a la estabilidad que mejore el ingreso y con prestaciones (aunque esté en el outsourcing).

El diagnóstico es que el plan del gobierno de crecer 4.0%, sólo puede lograrse con certidumbre para la inversión, empleos generados por el capital privado y eso necesita un sindicalismo racional, equilibrado y profesional.  No blanco, ni negro, ni radical.

En ese sentido, no hay que dejar de tomar nota de la última reunión del Consejo de CTM en el Auditorio Nacional, a la que asistió la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con un mensaje impecable e institucional; y el sector empresarial agrupado en el CCE, de Carlos Salazar.

El Presidente no mandó a la secretaria del Trabajo, sino a la de Gobernación, quien calificó a la CTM como factor de equilibrio. Diálogo hay, como también hay buen trato y respeto de Carlos Aceves al Presidente y de éste al dirigente.

Qué vuelta interesante de la historia, una confederación históricamente asociada al PRI, puede convertirse en un factor de equilibrio de cara a la reforma laboral y un actor en la mesa defiende las mejores condiciones posibles para los trabajadores –los afiliados a la CTM tienen en promedio mejores condiciones contractuales que los agremiados de otras centrales–, pero entiende que no puede haber empleos bien pagados si no hay empleos a secas.

Contrario a lo que se pensaba hace unos meses, con la irrupción de Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces en la escena política, la negociación de la reforma laboral es negociada con centrales como la CTM, la CROC y la CROM, más allá de la correlación de fuerzas en las cámaras.

Los números hablan: del total de sindicatos registrados, 775, es decir, 27.99%, están aglutinados en la CTM; 412 (14.88%), en la CROC; y 352 (12.71%) en la CROM. En total, el registro laboral tiene 3,347 organizaciones sindicales, de las cuales siete son confederaciones o centrales obreras, 532 federaciones y 2,768 organizaciones sindicales.

Hay un factor que, puedo adelantarle, la CTM considera irreductible e ilegal la injerencia de organizaciones sindicales de otros países en México. Los abogados de la CTM investigan a fondo lo que se negoció con Estados Unidos y Canadá en el capítulo laboral del T-MEC.

El debate está intenso y en las próximas semanas el tema será crucial, además, tiene un impacto directo en el T-MEC. Si se hace un esfuerzo de diálogo y consenso, la reforma podría superar expectativas del gobierno, empresarios y trabajadores.

La CTM iniciará un centro de capacitación laboral en innovación tecnológica en Azcapotzalco, que supone el preentrenamiento de estudiantes o aprendices en diferentes sectores económicos, ramas industriales y tipo de servicios que componen a la economía, para que lleguen a las empresas con el entrenamiento adecuado para incorporase a la planta.

El programa arrancará en este mes y se piensa que en cada entidad deberá tener un centro similar que deberá incorporar un consejo integrado por trabajadores y empresarios por industria, para que se pueda avanzar en el entrenamiento técnico que requiere la planta productiva del país.

El programa tiene el sentido de la capacitación dual, lo que ha sido muy bien recibido por los integrantes de la Comparmex, que lleva Gustavo de Hoyos; Concamin, de Francisco Cervantes; y Concanaco-Servytur, de Eduardo López Campos.

DE FONDOS A FONDO

#BP, que en México encabeza Álvaro Granada, se alista para iniciar la primera etapa de importación de combustibles desde Estados Unidos vía terrestre para abastecer a sus gasolinerías en el país, principalmente las de Nuevo León, Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes.

La fragilidad que tiene aún el sistema de abasto hace que este grupo internacional, el primero en abrir una estación de servicio en México, diversifique su suministro, para combinar la compra de gasolina a Pemex, con importaciones propias para su red.

A dos años de su llegada al mercado gasolinero BP tiene planes para asociarse en el desarrollo de infraestructura para habilitar terminales de almacenamiento, una de las grandes necesidades que requiere el país para asegurar un adecuado suministro.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original Excelsior

http://www.masclaro.mx/