facebook_cono icono_twitter icon7 icono instagram icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


En México se matriculan y egresan más mujeres de las que consiguen trabajo

Escrita el 16, Abril del 2019

En México, la cifra de mujeres que pueden ingresar a una institución educativa y obtener un grado profesional no es la misma a la hora de conseguir trabajo.

De acuerdo con el Índice de Brecha de Género 2018, del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en nuestro país se encuentra en la lista de naciones que han resuelto la desigualdad de género en las matrículas de educación básica.

Al igual que Islandia, México se ubica en el primer lugar en inclusión de alumnas en la educación secundaria y preparatoria, pero en cuanto a la participación laboral de mujeres cae hasta la posición 122, debido a que el sector femenino tiene serias dificultades a la hora de conseguir trabajo.

Esto fue evidenciado por la titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, durante una reciente entrevista con Carmen Aristegui en la que habló sobre el programa, impulsado por la administración de Andrés Manuel López Obrador, Jóvenes Construyendo el Futuro.

Además de informar que alrededor de 350 mil jóvenes ya se están capacitando gracias a esta iniciativa, la funcionaria resaltó que se registraron más mujeres que hombres, lo que indica que es más complicado para ellas incorporarse al mercado laboral:

La gran mayoría tiene preparatoria o preparatoria trunca, luego primaria y luego licenciatura. Tenemos muchos jóvenes con licenciaturas concluidas que salen de la universidad, tocan puertas y no consiguen trabajo”

Esta situación es preocupante, pues las mujeres se gradúan en mayor número que los hombres en todos los niveles, incluso el universitario, en nuestro país.

De acuerdo con el informe de la WEF, la carga desproporcionada del trabajo doméstico y de cuidados es una de las causas que ha impedido que las féminas sean capaces de acceder a la independencia financiera.

De entre 149 países contemplados para el informe del WEF, México se encuentra en el sitio 122 en cuanto a oportunidades y participación económica de las mujeres.

Además, dentro del mercado laboral se enfrentan a la desigualdad salarial, tienen tasas mayores de empleo informal, y hay más trabajadoras de tiempo parcial que empleados de medio tiempo.

Por si fuera poco, quienes consiguen ejercer su profesión se enfrentan con el llamado ‘techo de cristal’, es decir, con barreras que limitan sus carreras y que les impide ascender al interior de una empresa.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las mujeres que padecen el ‘techo de cristal’ se desempeñan en contextos laborales de discriminación y segregación ocupacional, lo que afecta su salario y reduce sus oportunidades.

Para poner fin a esta situación y permitir que las trabajadoras puedan encontrar más empleos, con mejores condiciones, los expertos aseguran que es necesario reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado.

Aunado a lo anterior, los Gobiernos y las empresas deben construir sistemas de seguridad social con enfoque de género, es decir, crear condiciones para que las mujeres puedan gozar de sus derechos sexuales y reproductivos sin afectar sus oportunidades de crecimiento al interior de una compañía.

De acuerdo con el último informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de dieciocho países de Latinoamérica, México ocupa el vergonzoso puesto número diecisiete en participación laboral femenina, por lo que la situación demanda ser atendida de inmediato.

El BID ha recomendado a nuestro país crear más centros de cuidado infantil, planificación familiar, ampliación de licencias de maternidad y paternidad, más educación y una debida corresponsabilidad en los hogares.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original La Neta Noticias

http://www.masclaro.mx/