facebook_cono icono_twitter icon7 icono instagram icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Comienzan amparos contra reforma laboral

Escrita el 06, Julio del 2019

Casi un centenar de solicitudes de amparo han sido promovidas por organizaciones sindicales vinculadas con la Confederación de Trabajadores de México (CTM) para evitar la modificación de sus estatutos para incluir el voto libre, directo y secreto.

El recurso en contra del decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley del Poder Judicial de la Federación, del Infonavit y del Seguro Social, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, pretende que se aplique la suspensión provisional definitiva de la reforma promulgada el 1 de mayo del 2019.

De acuerdo con la nueva legislación, los sindicatos tienen hasta diciembre para modificar sus estatutos y alinearlos con los cambios laborales marcados en la reforma y dar cumplimiento a los acuerdos internacionales, como el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo y el Capítulo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El documento promovido por las organizaciones sindicales señala que la adecuación de los estatutos es violatorio de la libertad y autonomía sindical, ya que es facultad exclusiva de la asamblea general de los asociados en un sindicato la modificación de sus estatutos.

Además, establece que el voto directo, contraviene la disposición constitucional, violentando de nueva cuenta la libertad de la organización sindical estatutaria y su autonomía para que en función de sus necesidades decidida si la votación es directa o indirecta, y en el segundo caso sería inviable la secrecía.

LAS NUEVAS OBLIGACIONES SINDICALES

La nueva reforma laboral obliga a los sindicatos a modificar sus estatutos en los próximos seis meses para adecuarlos a los cambios promulgados en la reforma laboral en cuanto a la elección de dirigencias, registro de contratos, negociaciones salariales y contractuales.

Además indica que los trabajadores podrán elegir libremente a sus representantes, a través del voto personal, directo y secreto.

Especifica también que la duración de las directivas no podrá ser indefinida o tener una temporalidad que obstaculice la participación democrática, ni podrá perjudicar el derecho de votar y ser votado.

Estipula que los sindicatos están obligados a rendir cuentas de sus cuotas y de la administración de su patrimonio cada seis meses, entregando un informe por escrito a cada trabajador afiliado y por vía electrónica a la autoridad laboral.

Los sindicatos se sienten afectados en varios aspectos como las cuotas sindicales que ya no son obligatorias; la aprobación y negociación de contratos colectivos que será sujeta a consulta de los trabajadores; la transparencia absoluta de lo que recaudan y el destino de las cuotas sindicales, aunado a que los sindicatos están obligados a implementar en sus estatutos el voto personal libre, directo y secreto de trabajadores y, sobre todo, se abre la posibilidad de que haya dos o más sindicatos en una misma organización o institución, lo que pone en jaque el poder que están acostumbrados a tener, señaló Iván Alcongortía, abogado especializado en derecho laboral.

La reforma laboral Se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 1 de mayo y entró en vigor al día siguiente.

PRINCIPALES CAMBIOS

Contempla garantizar que la elección de directivas sindicales y sus miembros sea de manera personal, libre, directa y secreta. Con ello se evitará la injerencia del patrón y contribuirá a promover la rendición de cuentas de las organizaciones sindicales.

Busca garantizar la plena libertad de negociación colectiva, y terminar con las sanciones o represalias a los trabajadores por pertenecer o no a un determinado sindicato. Asimismo, establece que la duración de las directivas no será indefinida.

Crea Tribunales Laborales para sustituir las Juntas de Conciliación y Arbitraje, con lo que se hace efectiva la independencia del sistema de justicia laboral respecto del Poder Ejecutivo.

Establece las disposiciones que eliminan la discriminación laboral y aspectos sociales como igualdad de remuneración para hombres y mujeres.

Determina que las personas del campo deben ser incluidas en los salarios mínimos profesionales, y el patrón deberá llevar un padrón especial para registrar la acumulación, establecer su antigüedad y así, calcular sus prestaciones. //Excélsior


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Pulso Laboral

http://www.masclaro.mx/