facebook_cono icono_twitter icon7 icono instagram icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Corbyn abandona la ambigüedad sobre el Brexit y promete defender la permanencia en la Unión Europea

Escrita el 11, Julio del 2019

Jeremy Corbyn se ha resistido a abandonar su calculada ambigüedad sobre el Brexit, que respondía en parte a su propio historial euroescéptico, pero también a la necesidad de no soliviantar a una base tradicional de votantes que respaldaron la salida de la UE en 2016. La amenaza de que Boris Johnson sea primer ministro, la presión interna, y los malos augurios electorales han forzado al líder de la oposición a comprometerse, por primera vez, a respaldar la permanencia en la Unión Europea en un hipotético nuevo referéndum.

El giro de Corbyn, comunicado a los afiliados después de un periodo de consultas que ha incluido a los principales sindicatos del Reino Unido, ha servido para liberar algo de presión en un Partido Laborista que se encontraba al borde una grave crisis interna. “Sea quien sea el nuevo primer ministro”, ha escrito este martes el líder de la oposición a sus afiliados, “deberá someter a la consulta ciudadana sus planes para el Brexit, ya sea salir de la UE sin acuerdo o con un acuerdo diferente. En esas circunstancias, quiero que quede claro que el Partido Laborista hará campaña a favor de la permanencia en la Unión Europea, frente a la opción de un Brexit sin acuerdo o frente a cualquier acuerdo que suponga una merma en la protección de la economía y de los empleos”.

Corbyn, siempre reacio a desvelar del todo sus cartas, da de este modo dos pasos. Uno ya anticipado hace unas semanas, al reclamar que el nuevo primer ministro someta a consulta popular su decisión. Y un segundo, mucho más contundente, para suavizar las críticas internas en su partido, al anunciar con claridad que los laboristas defenderán la permanencia en la UE en ese hipotético referéndum.

Pero el líder de izquierdas, al que sus detractores reprochan constantemente su pasado euroescéptico, deja lagunas sin aclarar en su carta. En primer lugar, rechaza especificar si la permanencia en la Unión Europea formaría también parte del programa electoral con el que el laborismo se presentaría a unas elecciones generales, en el caso cada vez más probable de que se adelantaran. Y sobre todo, en segundo lugar, si renuncia —como no parece ser el caso, por el contenido de la carta—a impulsar su propio acuerdo del Brexit en el caso de que llegara al poder. “El laborismo ha defendido un acuerdo de compromiso que lograra unir al país, basado en una unión aduanera con la UE, una firme relación con su Mercado Interior y un alineamiento con su protección en materia medioambiental y de derechos laborales. Y seguimos pensando que esa es la alternativa más sensata para volver a unir a los ciudadanos”, ha escrito Corbyn.

Los nefastos resultados de las recientes elecciones europeas, en las que el laborismo quedó relegado a una cuarta posición, junto a los malos presagios de las encuestas recientes, han dado alas a la rebelión interna encabezada por el miembro de la dirección del partido Tom Watson. Un manifiesto que ha logrado ya más de 10,000 firmas de los afiliados exigía a Corbyn que abandonara ya toda tibieza y convirtiera al laborismo en el partido de la permanencia en la UE. “De ese modo”, decía el texto, “no lograremos el apoyo de todos los votantes, pero es la única vía para que el laborismo vuelva a ganar unas elecciones”.

No todos los críticos de Corbyn se han quedado satisfechos con el paso adelante que ha dado la dirección del partido. “El tiempo de las palabras de comadreja cobarde y de fintas políticas se ha terminado”, ha escrito en su cuenta de la red social Twitter Andrew Adonis, miembro de la Cámara de los Lores y uno de los laboristas que ha defendido con mayor firmeza la celebración de un segundo referéndum. “El Partido Laborista es un partido a favor de la UE y debemos tener una línea política clara y firme en defensa de la permanencia”, añadía.

Corbyn ha logrado la complicidad de los sindicatos, muy poderosos en el seno del laborismo, que se han comprometido a respaldar la petición de que se someta a referéndum cualquier decisión sobre el Brexit que adopte el nuevo primer ministro. Tanto Boris Johnson, el favorito según todas las encuestas para ganar las primarias conservadoras, como su rival, Jeremy Hunt, se han comprometido a sacar al Reino Unido de la UE el próximo 31 de octubre sin acuerdo, si Bruselas rechaza reabrir la negociación.


Reenviado por Redacción / #MásClaro.

Nota original El Periodico de México

http://www.masclaro.mx/