facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Los primeros desafíos de Manlio

Escrita el 29, Agosto del 2015

Los clarinetes y las trompetillas han dejado de sonar en torno a Manlio Fabio Beltrones Rivera, y si es que acaso, en algún momento dejó de hacerlo, debe ya empezar a maniobrar la política con ambas manos, como él solo sabe hacerlo.

La figura de Aurelio Nuño Mayer, actual y recién nombrado Secretario de Educación, empieza a rondar al influyente político sonorense como un fantasma, que más que estorbarle, le causara intensos dolores de cabeza.

En algunas columna nacionales, importantes politólogos empiezan a posicionar al joven de 37 años, como el alfil del presidente Enrique Peña Nieto, rumbo a la sucesión presidencial del 2018.

¿Pero quién es Aurelio Nuño Mayer?

El curriculum educativo de Nuño Mayer es de promedio medio.

Se graduó de la Universidad Iberoamericana como licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública en el 2002, después, en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, cursó una maestría en Estudios Latinoamericanos que concluyó en el 2008.

Su carrera dentro de la política es un poco más amplia.

Tuvo cierto contacto como asesor de Enrique Jackson en el senado, y en ese mismo tiempo, también fue asesor de Enrique Peña Nieto en el gobierno del Estado de México.

En el 2008, y recién desempacado de Oxford, se integra al equipo de Videgaray Caso para asesorarlo en la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados.

El actual secretario de Hacienda lo envía luego a trabajar como coordinador de mensajes con Eruviel Ávila, en la campaña por el Estado de México.

Desde el 2012, Aurelio Nuño Mayer se convirtió en el Coordinador de Mensajes y Mercadotecnia en la campaña por la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Luego y una vez ganada la presidencia, se integra como Jefe de la Oficina del Ejecutivo, y a partir de este mes de agosto de 2015, se le conoce como el Secretario de Educación.

No tiene experiencia en la administración pública, ni ha ganado cargo de elección popular alguno, y tampoco ha sido inscrito en listas de vía plurinominal.

Sin embargo, hay voces que ahora intentan posicionarlo por encima del también recién nombrado presidente nacional del PRI. La experiencia política de Beltrones Rivera es de dominio público, y enlistarla ahora seria rudeza innecesaria, particularmente ante alguien, que aún jugaba a las canicas con los amigos, cuando ya el sonorense, rodeado de un poderoso grupo de priistas, movía piezas claves en la política nacional.

Para el 2018, Nuño Mayer rondara los 40 años de edad, contra 66 que presumirá Beltrones Rivera. ¿Habrá de definirse la candidatura del PRI, solo por la edad? ¿Serán otros factores los que determinen quien habrá de buscar la permanencia del PRI en Los Pinos?

Consideremos esto:

Emilio Gamboa Patrón, José María Córdova Montoya, Liébano Sáenz Ortiz, Alfonso Durazo Montaño y José Emilio Mouriño Terrazo, en diferentes sexenios, despacharon desde los mismos escritorios en los que lo hizo Nuño Mayer, antes de su reciente nombramiento en Educación.

Ninguno de ellos, a pesar de ser hoy considerados vacas sagradas de la política nacional, ha sido el candidato a la grande, ni mucho menos, el Presidente de la República.

Y siendo estrictamente más fríos, ninguno de ellos ha sido gobernador de su estado de origen, descartando de esto al obscuro Córdova Montoya, quien nació en Francia, y al controvertido Mouriño Terrazo, quien partió de esta tierra de trágica manera.

Además, desde la Secretaria de Educación, solo Ernesto Zedillo ha sido ungido como el candidato presidencial, y lo hizo luego de la desgracia colosista que ya es parte de la historia, y que lo llevo, sin esperarlo, a ser el mandatario nacional.

Consideremos también que ya se intento abrir un frente a MFB con la versión de que el PRI se encuadraba detrás del fenómeno “Bronco”, para llevarlo como candidato en el 2018, ahora también hay quienes consideran que el prianista José Antonio Meade, recientemente nombrado como titular de la SEDESOL, se convierte en presidenciable.

Aurelio Nuño Mayer está aprendiendo, y los créditos aun no le alcanzan para sostener una candidatura. José Antonio Meade Kuribreña tendrá que definir primero si es panista o priista, y en ese tiempo de reflexión se le irá la oportunidad de las manos. Cesar Camacho Quiroz, Luis Videgaray Caso, y Miguel Ángel Osorio Chong tienen dura tarea tratando de convencer en sus puestos, difícil les será convencer como aspirantes.

De cualquier forma, para el oriundo de Villa Juárez es bueno que le avienten toros al ruedo, con quienes afilaría cornamenta si no.

Reenviado por Redacción / MasClaro.

Nota original Critica

http://www.masclaro.mx/