facebook_cono icono_twitter google-plus-icon-100x100 icon7 flickr_logo icono instagram
  
 
Captura de pantalla 2016-08-17 a las 12.46.19


Tres países con un modelo educativo exitoso

Escrita el 31, Agosto del 2015

“Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”

Albert Einstein


Actualmente las sociedades alrededor del mundo están enfrentando nuevos retos como lo son una permanente tendencia hacia la concentración urbana y factores de hiperconectividad; se gestan nuevas problemáticas sociales que lamentablemente se unen a las que tradicionalmente hemos acarreado.

A pesar de que el contexto muta con mayor rapidez que nunca, todo indica que el motor fundamental para responder tanto a los viejo como los nuevos desafíos, sigue siendo la educación.

Sin embargo, existen países que lograron diseñar modelos educativos fiables, que enaltecen valores indispensables para la formación de seres humanos eficientes, libres y responsables.

Más allá de su merecida felicitación, cada uno de estos casos representa una oportunidad para emular, replicar y adaptar aspectos que puedan funcionar en un contexto como el que vive México.

Conozcamos a algunos países que por su modelo de educación, sobresalen por ser de los mejores alrededor del mundo:

Corea del Sur

Corea del Sur arrebató tajantemente a Finlandia la primera posición mundial como el país con mejores resultados en el ámbito de la educación y no es una en sorpresa de un país que invierte el 7% del PIB en la educación.

El 98% de los estudiantes termina la educación secundaria y casi un 60% obtiene un título universitario en Corea del Sur. Detrás de este éxito, hay jornadas maratonianas de estudio: seis o siete horas de clase en la escuela, más cuatro o cinco horas de clase privadas, más tiempo de estudio en casa o en bibliotecas para un estudiante de secundaria. Los alumnos surcoreanos estudian 16 horas más a la semana que la media de la OCDE.

El 90% de las familias coreanas gasta unos 400 euros al mes en academias privadas fuera de horario escolar para completar la formación de sus hijos.

Finlandia

El sistema utilizado por Finlandia para impartir educación a sus habitantes ha sido reconocido como el mejor del mundo (puesto arrebatado por Corea del Sur). Lo anterior fue establecido en los informes PISA, emitidos por la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Tony Wagner, miembro de Educación en Innovación del Centro de Tecnología y Espíritu Emprendedor, de la Universidad de Harvard, analizó el sistema educativo finlandés, en donde determinó que este se encuentra fundamentado en cuatro pilares: la confianza, la transparencia, el respeto y el incentivo a pensar más allá de memorizar. 

Chile

Chile fue el país latinoamericano con un mejor rendimiento en el ámbito educativo esto, de acuerdo con las últimas pruebas PISA. En todos los casos, superó por más de 10 puntos a México y Costa Rica.

Al considerar el periodo 200-2012, que comprende cinco informes trienales realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es uno de los países con más crecimiento.

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por su sigla en inglés Programme for International Student Assessment) de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) es una Prueba internacional.

La Prueba PISA evalúa los conocimientos y las competencias en lectura, matemáticas y ciencias, además de la actitud y la disposición de los estudiantes hacia el aprendizaje. También recoge información sobre los contextos personales, familiares y escolares, con el fin de identificar aquellos factores que explican sus resultados en las pruebas.

Aparentemente todavía ninguno de los mejores modelos educativos termina por desafiar de frente los sistemas tradicionales de, al menos no en cuanto formato,pero en cambio si se han construido entornos estimulantes, en los que aprender no solo tiene un fin práctico, y bien recompensado, sino que también se torna en algo que enriquece el sentido existencial de los involucrados. 

A cada país le corresponde descifrar las mejores rutas educativas de acuerdo a las particularidades de su entorno. Sin embargo, existen ciertos recursos que probadamente contribuyen a instaurar un entorno propicio para la educación.

Pero en cualquiera de los casos, se requiere sin duda de una voluntad tajante, tanto de gobiernos como sociedades, para privilegiar este rubro por sobre el resto.

Aquellos países que, como en este caso los asiáticos, apuesten por la educación como principal motor de desarrollo, están destinados a mejorar el resto de indicadores sociales y económicos, pero sobretodo terminarán por gozar de una mayor calidad de vida, en el sentido más amplio de la palabra, situación que por cierto debiese ser la máxima aspiración de toda sociedad.

Reenviado por Redacción / MasClaro.

Nota original El Semanario

http://www.masclaro.mx/